Posiblemente la imagen tomada a esta singularidad sea una de las hazañas científicas más importantes de la Historia. Fue un trabajo extenso y colectivo. Pero, en las últimas horas, ella sea ha vuelto la protagonista.

  • 11 abril, 2019

Los agujeros negros son singularidades del espacio-tiempo que, en principio, son invisibles. Por eso la idea de fotografiar uno parece chiste; solo pueden observarse por la estela de materia a su alrededor. Pero la imagen ya es un hecho. Y fue un trabajo conjunto entre científicos, ingenieros, matemáticos y telescopios alrededor del mundo.

Sin embargo, un nombre asomó como protagonista. Es Katie Bouman, una mujer de solo 29 años.

Bouman es una investigadora informática recién graduada del Massachusetts Institute of Technology (MIT). Ella ideó un algoritmo vital para que el mundo vislumbrara la imagen del agujero negro ubicado de una galaxia que está a 53,7 millones de años luz de la Tierra.

Fue hace tres años que la investigadora empezó a idear su invención, cuando aún era estudiante de posgrado en ciencias de la computación e inteligencia artificial. Un agujero negro es invisible y compacto, por lo que la tarea implicaba cierto heroísmo colectivo. Para ello, una red global de telescopios recolectó millones de gigabytes de datos sobre el objeto. Pero era demasiada información, confusa y ruidosa.

Ahí es cuando entra el trabajo de Katie Bouman. Su proceso de ensayo y error jugo un rol clave para ordenar todo ese caso informático.

Ella

En 2017, impartió una charla TED: Cómo tomar una fotografía de un agujero negro. Dos años atrás, de algún modo, ya sabía qué lograría.

Los miembros menores como Bouman hicieron contribuciones significativas al proyecto, explicó Vincent Fish para CNN, científico investigador del Observatorio Haystack del Massachusetts Institute of Technology. Los científicos “superiores” trabajaron en el proyecto, pero la parte de la creación de la imagen fue dirigida, en su mayoría, por investigadores jóvenes como Bouman, estudiantes recién graduados o que se encuentran en su doctorado.

El MIT mostró una fotografía de Bouman acompañada del montón de discos duros que recopilan la información necesaria para las imágenes del agujero negro. Compararon su logro con el de Margaret Hamilton, quien jugó un papel clave para que la humanidad lograr pisar la Luna en 1969. A Hamilton, también del MIT, se le atribuye la creación del código del software que permitió acabar con éxito la misión lunar. Por eso colocaron una foto de ella junto a la investigadora de 29 años.

Katie Bouman ha sido el foco de los halagos y felicitaciones. La humildad ha sido su reacción frente a los aplausos. “El algoritmo de alguien o una sola persona no hizo esta imagen, requirió el increíble talento de un equipo de científicos de todo el mundo y años de arduo trabajo (…) Ha sido un verdadero honor, y tengo mucha suerte de haber tenido la oportunidad de trabajar con todos ustedes”, publicó ella en redes sociales.

Hace décadas Albert Einstein predijo los agujeros negros. Hoy, Katie Bouman aporta su algoritmo para fotografiarlos.