Hizo todo lo que pudo por cerrarles la puerta, pero no pudo. Y fiel a su pragmático estilo, Julio Ponce, el controlador del Grupo Pampa, principal accionista de SQM, fue quien encabezó el abuenamiento con la china Tianqi. El empresario viajó hasta Chengdu, en China, donde están las oficinas centrales de la productora de litio. […]

  • 10 mayo, 2019

Hizo todo lo que pudo por cerrarles la puerta, pero no pudo. Y fiel a su pragmático estilo, Julio Ponce, el controlador del Grupo Pampa, principal accionista de SQM, fue quien encabezó el abuenamiento con la china Tianqi. El empresario viajó hasta Chengdu, en China, donde están las oficinas centrales de la productora de litio. Junto a Patricio Contesse, vicepresidente de SQM y de Pampa, estuvieron entre el 1 y 3 de abril “fumando la pipa de la paz” con Tianqi. Ambos fueron recibidos por el presidente de la firma asiática, el multimillonario Weiping Jiang, y la directora de la compañía, Vivian Wu.

En esa corta estadía, además de reuniones en Chengdu, donde están las oficinas centrales de la minera, Ponce conoció los yacimientos más importantes de la firma en territorio chino: Shehong, en Sichuan; y Zhangjiagang, en Jiangsu.

Después de aprobar la emisión de un comunicado público firmado por Contesse Fica, en el que se anunciaba el interés por haber dejado las diferencias en el pasado, Ponce habría seguido hacia Australia.