George Garcelon esta mas que satisfecho. Su primer año al mando del Casino Monticello ha sido todo un desafío, ha logrado que cada fin de semana miles de personas se vuelquen en busca de entretención, pese a que estamos en tiempos de crisis.

  • 15 abril, 2009

 

George Garcelon esta mas que satisfecho. Su primer año al mando del Casino Monticello ha sido todo un desafío, ha logrado que cada fin de semana miles de personas se vuelquen en busca de entretención, pese a que estamos en tiempos de crisis.

Apostó y no se equivocó. Hace poco más de un año aceptó la oferta del grupo sudafricano Sun International para liderar la gerencia general del Monticello Grand Casino, con la misión de levantar nada menos que el mayor complejo de juegos de azar del país y Sudamérica. A seis meses de la inauguración, este ejecutivo saca cuentas alegres y no esconde su satisfacción cuando se refiere al impresionante efecto que el casino ha generado en la VI Región.

No podía ser de otra forma, si desde su apertura a esta fecha han duplicado el promedio de visitas mensuales, hasta alcanzar las 70 mil personas, mientras han logrado fidelizar a más de 72 mil personas a través de su Club de Beneficios. Garcelon tiene más que claro que este desafío recién comienza, pero no pierde el entusiasmo cuando señala que todavía queda mucho por crecer, teniendo en cuenta que faltan varias etapas del complejo por entregar.

Y son precisamente estos desarrollos los que lo tienen de cabeza en Monticello. ¡Cómo no!, si en agosto va a encabezar la inauguración de la segunda etapa del complejo, que consiste en un área de entretención familiar que contará con tres restaurantes, una guardería, bowling y juegos para niños y adolescentes. Todo ello, mientras trabaja a toda marcha para entregar la totalidad del proyecto el próximo año, que implica la apertura del Hotel Monticello, un hotel boutique de cinco estrellas con más de 155 habitaciones.

A Garcelon este desafío no lo intimida para nada. Y no lo intimida porque conoce desde hace años la industria de la entretención. Basta repasar sus proyectos anteriores para refrendarlo. Por cerca de una década (entre 1995 y 2005) encabezó Hoyts Cinema Chile y más tarde llegó a la gerencia general de Colo Colo, donde fue uno de los impulsores de su bullada apertura en bolsa.

Si de pergaminos se trata, este ejecutivo y empresario no se queda atrás. Uno de sus primeros trabajos en el mundo de las empresas fue en Estados Unidos en W.R. Grace y luego, en Abbot Laboratorios. Ya en Chile, también participó de interesantes proyectos, como por ejemplo el desarrollo de la nueva identidad de Sodimac y la creación de su exitoso formato Homecenter, cuando estuvo al mando de la gerencia comercial del retailer.

Pero su consagración en el mundo de los negocios llegaría más tarde, cuando emprendió vuelo propio y fundó la cadena TelePizza, donde permaneció por un buen tiempo hasta alcanzar a desarrollar su primera etapa de expansión, que consistió en la apertura de los 10 primeros locales en Santiago.

Hoy admite que en su trayectoria, sin duda, la industria de la entretención fue la que más lo marcó. “Prácticamente me he dedicado a esto los últimos 20 años, y he tenido la posibilidad de participar en proyectos innovadores y que de alguna manera me han permitido entender cómo se entretiene el chileno”. Cuando señala que es un desafío de todos los días, es literalmente así, y es que, entre otras obligaciones, este casino es el primero en cumplir con el formato de 24 horas los 365 días al año. Todo un desafío.