Los alumnos de MBA de Harvard toman clases con Sir Alex Ferguson, pero el ex entrenador del Manchester United es un mal caso de estudio. La mayoría de los ejecutivos no pasan 27 años en la cima de una organización, eclipsando a su junta directiva y acumulando el poder de un dios. El técnico portugués […]

  • 2 noviembre, 2015

Jose_Mourinho_-_Inter_Mailand

Los alumnos de MBA de Harvard toman clases con Sir Alex Ferguson, pero el ex entrenador del Manchester United es un mal caso de estudio. La mayoría de los ejecutivos no pasan 27 años en la cima de una organización, eclipsando a su junta directiva y acumulando el poder de un dios. El técnico portugués del Chelsea, José Mourinho, es mejor.

Todo lo que le faltaba a la historia de Mourinho hasta ahora era una crisis. Después de haber ganado la temporada pasada de la Premier League inglesa, el Chelsea está ahora en el lugar 15 entre 20 equipos, ha perdido la mitad de sus diez partidos esta temporada.

El método Mourinho combina lógica con emoción. El entrenador gana mediante la elaboración de sofisticados planes de juego, pero también mediante la creación de un ambiente de trabajo intenso que finalmente se quema a sí mismo.

Él pone a sus jugadores contra el mundo exterior, confeccionando agravios y alimentando la agresión mientras él compila expedientes tácticos con la cabeza fría.

Predica la disciplina y el nihilismo. Él trabaja con la ciencia y el fuego. Su visión queda reflejada en sus disímiles relaciones con los jugadores.

Si el Chelsea se recupera, Mourinho sigue en una trayectoria hacia la grandeza de todos los tiempos. Pero si su período termina en otro fracaso, su curriculum ir a parar a un elenco menos halagador.

Revise el artículo completpo en Diario Financiero.