En abril el Vaticano reabrió la investigación canónica contra John O’Reilly, acusado de abusar sexualmente a dos alumnas del Colegio Cumbres. En noviembre de 2014, el irlandés fue condenado a cuatro años de libertad vigilada por abusos reiterados contra una de las menores. Tras esto, tanto el religioso como sus cercanos comenzaron a movilizarse con […]

  • 19 julio, 2018

En abril el Vaticano reabrió la investigación canónica contra John O’Reilly, acusado de abusar sexualmente a dos alumnas del Colegio Cumbres. En noviembre de 2014, el irlandés fue condenado a cuatro años de libertad vigilada por abusos reiterados contra una de las menores. Tras esto, tanto el religioso como sus cercanos comenzaron a movilizarse con el objetivo de fortalecer su defensa. Así, cuenta alguien de su entorno, empezaron a reunir firmas de laicos en señal de apoyo, quienes, al entregar su nombre, afirman ser testigos de que O’Reilly no es un abusador. Su idea es juntar cerca de 30 firmas. Y una vez que esté el listado completo, el sacerdote decidirá qué hacer: si lo incluirá en la fase probatoria de la investigación o, simplemente, se entregará como acto simbólico, para demostrar que hay varios fieles que creen en su inocencia.

El sacerdote elegido para conducir el procedimiento canónico fue el vicario judicial, Jaime Ortiz de Lazcano, quien empezó a reunir los antecedentes previos a la revisión de los jueces, quienes serán designados desde Roma.