El fundador del gigante de e-commerce posteó ayer en Instagram: “Mi padre vino desde Cuba cuando sólo tenía 16 años y no hablaba inglés. Me adoptó cuando tenía cuatro años y nunca miró hacia atrás. Te amo, papá”. Esta es la historia de Mike Bezos.

  • 22 junio, 2020

Mike Bezos, nacido como Miguel Ángel en Santiago de Cuba, fue uno de los más de 14 mil niños cubanos enviados durante la operación Peter Pan a Estados Unidos en la década de los 60, cuando la revolución cubana aún no llevaba ni dos años en el poder. El miedo de que el gobierno comunista asumiera la custodia de los niños –algo que nunca sucedió– provocó que muchos padres enviaran a sus hijos a EEUU a través de una red clandestina de contactos entre familias que se oponían al régimen.

Los padres de Mike apoyaron inicialmente a Castro, según él mismo contó en una entrevista en el Museum of American History. “Había poca gente en Cuba que no lo hiciera en ese momento. La mayoría quería deshacerse de Batista, pero tras el éxito de la revolución cubana y la salida de Batista fueron cambiando de opinión” dijo. Mientras los rumores de un adoctrinamiento a los niños en las escuelas cundían por la isla, la familia de Bezos decidió sacarlo del colegio. “Ahí comencé a trabajar con mi padre hasta que su empresa fue nacionalizada. Fue la génesis de la idea de sacarme del país», explicó en la entrevista. Los abuelos del CEO de Amazon eran dueños de un aserradero que fue expropiado por el gobierno de Castro. La Revolución de 1959 los dejó sin recursos. Temiendo por el futuro de su hijo, decidieron enviarlo al país liberal.

Poco pudo llevarse de su casa: tres camisas, tres pantalones, un par de zapatos y una de las posesiones más valiosas que actualmente sigue conservando: la chaqueta que le hizo su madre con paños de limpieza color azul. A su llegada, Miguel Ángel –de 16 años– fue trasladado al campo de refugiados Matecumbe, en Florida, que acogía por entonces a alrededor de 400 menores, según su relato. Allí consiguió una beca para refugiados cubanos y fue enviado a Wilmington, Delaware, donde comenzó la escuela secundaria junto a un primo que también había sido enviado a ese país, todavía con un nivel muy bajo de inglés. «Aprendes muy rápido un idioma cuando estás inmerso en él. Mis notas mejoraban trimestre a trimestre», recuerda el padre del fundador del gigante del e-commerce.

Ya manejando el idioma, Bezos logró una beca de estudios para entrar en la Universidad de Alburquerque en Nuevo México, donde conoció a Jackie, quien había sido madre de un niño a los 17 años, cuyo padre biológico, Ted Jorgensen, desapareció cuando éste tenía poco más de un año. Era Jeff.

El hijo geek

Mike y Jackie se casaron y el cubano adoptó al niño cuando tenía 4 años, dándole su apellido. Mike, logró graduarse en matemáticas e ingeniería mecánica, y consiguió un trabajo en la petrolera Exxon Mobil, en Texas. Jeff Jorgensen pasó a ser Jeff Bezos, y se convirtió en el hermano mayor de Christina y Mark Bezos, a quien los medios estadounidenses llaman el “héroe” de la familia por su rol de bombero voluntario y su trabajo en la fundación Robin Hood, a través de la cual intenta erradicar la pobreza. Jeff, en tanto, era el “geek” de los tres, ya que pasaba su tiempo libre creando cosas o disfrutando de las matemáticas.

Jeff estudió en la Escuela Secundaria Palmetto Senior en Miami y ahí comenzó a demostrar su interés científico, área que su padre adoptivo potenció desde el comienzo. En una entrevista publicada en Businees Insider, el creador de Amazon aseguró: «fue quien me guió por el camino del éxito. Me crió como un papá biologico, dándome seguridad. Quizás eso hizo que no tuviera interés en buscar a mi papá de sangre».

Estudió Física en Princeton y luego entró a trabajar a D.E Shaw & Co, donde a los 26 años se convirtió en su vicepresidente. Ahí Jeff Bezos se dio cuenta del potencial que tenía internet en ese momento y el impacto que podía tener en los negocios.

Desde el garage de su casa en Seattle empezó a trabajar en un proyecto que lanzó en 1995 como Amazon.com: una librería digital que solo vendía libros impresos. Dos décadas más tarde, ya en 2015, Amazon era un portal en el que puede encontrarse de todo y el número uno en ecommerce del mundo.

Reconocimiento

Jeff Bezos, homenajeó ayer a su padre adoptivo en su cuenta de Instagram. “Mi padre vino desde Cuba cuando sólo tenía 16 años y no hablaba inglés. Me adoptó cuando tenía cuatro años y nunca miró hacia atrás. Te amo, papá”, escribió. No es primera vez que el empresario de 56 años demuestra el orgullo que siente por él. El año pasado, Mike Bezos recibió el reconocimiento de la Estrella de la Libertad en la inauguración del nuevo Museo de la Estatua de la Libertad en Nueva York. En ese evento, Jeff Bezos dijo: “Su valor, determinación y optimismo son inspiradores”.

En la actualidad el cubano dirige la Fundación Familia Bezos, institución que defiende la enseñanza pública.