Las aseguradoras privadas de salud tienen un problema peculiar en Chile. Cada vez que tratan de aumentar sus primas, miles de sus clientes las llevan ante la justicia para frenar el alza…y ganan. Su incapacidad para elevar las tarifas está perjudicando las ganancias, empujando a uno de los sectores más rentables de Chile hace cinco […]

  • 12 agosto, 2016

isapre

Las aseguradoras privadas de salud tienen un problema peculiar en Chile. Cada vez que tratan de aumentar sus primas, miles de sus clientes las llevan ante la justicia para frenar el alza…y ganan. Su incapacidad para elevar las tarifas está perjudicando las ganancias, empujando a uno de los sectores más rentables de Chile hace cinco años al borde del colapso.

Los clientes presentaron más de 130.000 recursos judiciales contra estas empresas el año pasado, en los cuales los jueces no solo fallaron a su favor 100% de las veces, sino que también hicieron pagar a las aseguradoras las costas legales. Esto tuvo para las empresas, conocidas como isapres, un costo de US$ 34 millones en 2015, el doble de la suma del año anterior.

Más extraño todavía es que el gobierno está haciendo poco por ayudar a un sector que provee cobertura de salud a casi un quinto de la población, dejando a las aseguradoras en un limbo mientras esperan un conjunto más amplio de reformas que tienen pocas chances de concretarse pronto.

Las acciones de las compañías que son propietarias de isapres como Inversiones La Construcción y Empresas Banmédica han tenido un desempeño inferior en medio de una recuperación en los mercados latinoamericanos.

“Existen serias dudas de que la industria pueda recuperarse”, dijo Andrés Cereceda, analista de acciones del sector salud en Credicorp Capital. “Los costos están subiendo y los próximos cinco años serán muy complicados”.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.