Le tocó asumir como ministra de la Mujer en el momento en que una oleada feminista se manifestaba con fuerza en las calles y, además, tuvo que enfrentar duras críticas a su nombramiento por su postura contraria al aborto. Pasó la prueba, o así al menos lo indica su aprobación en las encuestas que la posicionan como la más popular del actual gabinete.

  • 27 septiembre, 2018