Un nuevo capítulo se escribe en la búsqueda de la vacuna por el ISA. Pese a que aún no termina la prueba de seguridad que se inició hace dos semanas en la Fundación Chile, en Puerto Montt, ya se ven sus primeros efectos. La noticia de Recalcine de haber dado con la fórmula contra este […]

  • 29 octubre, 2008

Un nuevo capítulo se escribe en la búsqueda de la vacuna por el ISA. Pese a que aún no termina la prueba de seguridad que se inició hace dos semanas en la Fundación Chile, en Puerto Montt, ya se ven sus primeros efectos. La noticia de Recalcine de haber dado con la fórmula contra este virus causó tal impacto en la industria que rápidamente los empresarios del sector se pusieron en contacto con los creadores de la vacuna para formar parte del trabajo de campo, segunda etapa en el proceso de prueba por el cual debe pasar toda vacuna para ser aprobada por la autoridad sanitaria.

Pero en esta carrera todo vale. Cuentan que algunos laboratorios farmacéuticos estarían insistiendo ante las autoridades para poder ingresar vacunas contra el virus ISA, pero con otras cepas, distintas a la nacional, muchas de las cuales no habrían tenido resultado en sus países de origen. Frente a este escenario, el SAG ya habría enviado a los laboratorios farmacéuticos un comunicado en el que detalla los requerimientos que deben que cumplir para probar una vacuna contra este virus. Entre ellos, se subraya que “la vacuna debe haber sido elaborada a partir de cepas nacionales” y que al aplicarse se pueda diferenciar a los peces vacunados de los que no lo fueron, condiciones que las inmunizaciones extranjeras no estarían cumpliendo.