No sólo los partidos y los parlamentarios de la Concertación han tenido que aprender a ser oposición. También la pega le ha tocado a los think tanks del arcoiris, que hoy se encuentran en pleno proceso de rearme.

  • 2 noviembre, 2010

No sólo los partidos y los parlamentarios de la Concertación han tenido que aprender a ser oposición. También la pega le ha tocado a los think tanks del arcoiris, que hoy se encuentran en pleno proceso de rearme.

No sólo los partidos y los parlamentarios de la Concertación han tenido que aprender a ser oposición. También la pega le ha tocado a los think tanks del arcoiris, que hoy se encuentran en pleno proceso de rearme. Revisamos los principales:

1.- Cieplan: sus figuras más visibles son Alejandro Foxley, Francisco Javier Díaz, Eugenio Tironi, Patricio Meller, Alberto Arenas y Andrés Velasco, aunque estos últimos son colaboradores externos. Más centrados en temas económicos y de desarrollo -están a full en la Ley de Presupuesto-, apuntan a asemejarse a lo que fue Libertad y Desarrollo durante los gobiernos de la Concertación; sobre todo, a través de la asesoría parlamentaria. Otros miembros de este organismo aspiran más bien a parecerse al Centro de Estudios Públicos –que no está en la trinchera política ni asociado a ningún partido.

2.- ProyectAmérica: que muchos quieren ver como “la renovación de la Concertación”, con figuras como Carolina Tohá, Claudio Orrego, Felipe Harboe, Marcelo Díaz y Ricardo Lagos Weber, más algunos miembros de la vieja guardia concertacionista, como José Antonio Viera-Gallo y Enrique Correa. De corte progresista, se trata más bien un espacio de diálogo político y de debate. No tiene un programa de asesoría legislativa.

3.- Chile 21: también de línea progresista, pero con figuras más asociadas al PS: Gonzalo Martner y Gabriel Gaspar, entre otros. Este centro que dirige María de los Angeles Fernández tiene un programa de asesoría parlamentaria.

4.- Expansiva: la red que se creó a principios de esta década para generar discusión sobre temas públicos y que tiene a Jorge Marshall a la cabeza. Tras dos años en alianza con la UDP, cortaron relaciones en junio de este año por incompatibilidad de proyectos.

5.- Instituto Igualdad: más en la línea del PS histórico, está presidido por el ex senador Ricardo Núñez y comandado por Ernesto Aguila. A esta entidad arribaron figuras del gobierno de Bachelet como las ex ministras Claudia Serrano, Paula Quintana y Ana Lya Uriarte.

6.- La DC también ha visto revuelta su cancha de centros de estudios. Al CED –que fundó Gabriel Valdés en 1980 y que ha asesorado a ese partido por años–, le salieron al paso dos nuevas entidades. Se trata del Centro Democracia y Comunidad –CDC– que formaron los ex ministros Edgardo Riveros y Marigen Hornkohl, entre otros, con 400 mil euros entregados por la Fundación Konrad Adenauer. Hasta 2012 estará bajo el mando del abogado Patricio Zapata y del ex diputado Eduardo Saffirio. Desarrollan ideas que promueven el humanismo cristiano y, próximamente, lanzarán su programa de asesoría legislativa.

El segundo centro es el que armó uno de los líderes de la colectividad, Gutenberg Martínez: el Centro de Estudios Interdisciplinario en Educación y Sociedad (CEIES ) de la Universidad Miguel de Cervantes. Es dirigido por Francisca Ortega y en su consejo está Gregory Elacqua (Expansiva) y Ernesto Schiefelbein.