El gobierno de ese país decidió limitar el ingreso de turistas a la isla de los dragones por todo 2020 con el fin de aumentar su población y preservar su hábitat.

  • 9 abril, 2019

El Parque Nacional de Komodo, el único lugar en el mundo donde la gente puede ver al lagarto más grande del planeta estará cerrado por un año. Se espera que el cierre temporal anunciado el 29 de marzo pasado, proporcione a los funcionarios de la reserva la oportunidad de aumentar la población de dragones y preservar su hábitat natural, informó The Jakarta Post.

Según el periódico indonesio, el cierre temporal sólo aplicará a la isla de Komodo, mientras que las otras dos islas del Parque Nacional, una de las cuales también tiene lagartijas gigantes, permanecerán abiertas.

Los planes para cerrar Komodo a contar de enero de 2020 han provocado una sensación de inquietud en las empresas de turismo y según las autoridades indonesias se está estudiando el impacto que ello tendrá en la economía de la zona. Aparte de la isla de Komodo, la región alberga 42 lugares de buceo cada vez más populares.

Los funcionarios decidieron cerrar temporalmente la isla para evitar también el contrabando de dragones. La Policía de Java Oriental dijo haber desbaratado una banda criminal que intentó robar 41 dragones de la isla para venderlos a través de Singapur.

En Asia existe la creencia de que la sangre de los dragones de Komodo contiene un antibiótico capaz de curar cualquier enfermedad.