Ignacio Walker, ex canciller del Presidente Ricardo Lagos, actual senador DC y posible candidato presidencial de su partido, cree que es bueno el debate que se generado en torno al tema de la inmigración. El asunto copó ayer la agenda nacional: Chile Vamos abrió la discusión para incorporar en sus ejes programáticos un endurecimiento de […]

  • 30 noviembre, 2016

Ignacio Walker

Ignacio Walker, ex canciller del Presidente Ricardo Lagos, actual senador DC y posible candidato presidencial de su partido, cree que es bueno el debate que se generado en torno al tema de la inmigración. El asunto copó ayer la agenda nacional: Chile Vamos abrió la discusión para incorporar en sus ejes programáticos un endurecimiento de las políticas migratorias del país. La propuesta generó diversas críticas.

Walker dice que a la luz del debate le preocupa que los discursos tengan fines electorales populistas.

-¿Cómo ve la discusión que se ha generado respecto al tema de inmigrantes? ¿Es de los que cree que hay que frenar a los que llegan a vivir a Chile?

-Este es un tema que hay que enfrentar. La legislación es de 1975 y hay que actualizarla. Pero, no se puede exagerar ni menos hacer caricaturas o estereotipos. Es cierto que los últimos veinte años la inmigración subió de 0,7 a 2,7, es decir, el número se ha multiplicado por cuatro. Hoy hay 500 mil inmigrantes en Chile, eso corresponde a un 2,7%. Pero recordemos que en 1907, había un 4% de la población inmigrante, y en 1920, un 3%. Entonces no hay que alarmarnos. Argentina tiene 4%, Costa Rica un 10,5%, EE.UU., un 14,2%. El nuestro es un nivel, comparativamente, relativamente bajo. No es cierto que nos estemos llenando de extranjeros o de inmigrantes ni que les quite los trabajos a los chilenos, porque muchas veces trabajan en puestos donde chilenos no están dispuestos a asumir. Sus índices de educación son a veces más altos que el de los chilenos.

-¿No es de los que relaciona la inmigración con delincuencia?

-La barrera firme hay que ponerla en la delincuencia, pero partiendo de la base que los inmigrantes no lo son. Pero hay una parte de ellos, muy minoritaria que se ha visto en actividades delictivas y ahí tenemos que poner la legislación, ser más riguroso en extranjería y eso es lo que más preocupa a la gente. Pero quiero recordar que hay 800 mil chilenos viviendo en el exterior, 400 mil de ellos, en Argentina. Entonces un aspecto de la globalización es el flujo de personas.

-Sebastián Piñera apoyó un cambio legal para expulsar a los “migrantes que comenten delitos graves en nuestro país” y Manuel José Ossandón se sumó a la ofensiva de Avanza Chile para regular el número de extranjeros que llega a Chile. ¿Qué opina usted?

-Yo creo que muchos, con fines netamente electoralistas, y con consecuencias alarmistas, están aprovechando la legítima preocupación que existe en la población para caricaturizar, estigmatizar y estereotipar a los inmigrantes y con eso tratar de sacar algún dividendo político electoral. Ese no es el camino. Es poco serio.

-Los que piensan que las afirmaciones de los candidatos de Avanza Chile tienen fines electorales, los compararon con Donald Trump.

-Evidentemente Trump ha sido el campeón de la demagogia y populismo, del chovinismo nacionalista y de la xenofobia y espero que a nadie se le ocurra imitarlo en Chile porque la verdad es que sería un flaco al servicio la convivencia a nuestro país. Pero lo cierto es que no hay una ley general de inmigración. Todo se regula por el Decreto Ley 1.094 creado en una época que había un marcado sesgo y es una ley bastante arbitraria. Pero hay que legislar porque el tema de las migraciones que está llena de prejuicios.