Ignacio Canals, fundador de Lemontech, cree que más que un problema de capital de riesgo disponible para financiar startups en Chile, lo que sucede es que “los emprendedores realmente no están enfocados en construir soluciones globales”. Hoy, su meta es llevar a Instagis, su software de georreferenciación, a EEUU.

  • 18 octubre, 2018

Ese día Ignacio Canals llegó a su oficina luego de haberle comprado su parte de Lemontech a sus tres socios, Andrés Barriga, Juan Pablo Cuevas y Daniel Undurraga. Era 2007 y solo tenía a un trabajador a cargo, el que, al enterarse que la empresa había quedado al mando de una sola persona, decidió renunciar. Así empezó la segunda era de Lemontech, la empresa, hoy multinacional, que crea softwares, principalmente para el área legal.

No se arrepiente de haberse separado de los demás fundadores. Dice que tenían visiones diferentes de cómo llevar el negocio, pero de todas formas, aplaude el éxito de sus ex partners, Cuevas y Undurraga que hace algunas semanas anunciaron la venta de su startup, Cornershop, a Walmart en 225 millones de dólares.

“Nos empezamos a dar cuenta que teníamos distintas dinámicas para trabajar. No todos teníamos la misma visión. Cuando Andrés Barriga quiso salir, hubo una revisión de lo que queríamos hacer. Yo decidí que, o vendía mi parte o compraba las demás y justo se dio que tenía una situación financiera favorable para comprarla. No teníamos muchas cosas, prácticamente lo que compras es el nombre. Pero creo que el equipo original, y la historia lo ha demostrado, es muy bueno”, dice. También aclara que no hay rencillas de por medio. “Está la mejor de las ondas. Hay que entender que las relaciones con los socios son como matrimonios, o como pololeos. No porque tuviste una ex polola tienes algún problema con ella, al revés, les tienes mucho cariño y afecto. Esto es ese sentido es bien parecido”, asegura. Y agrega que hasta hoy con el “Chaqueta” (Cuevas) tiene una buena relación, y con el Dani el vínculo ha sido más lejano. “Nos escribimos ahora con la venta de Cornershop. Con Andrés Barriga también nos vemos de vez en cuanto, fuimos centro de alumnos juntos, entonces tenemos ahí una relación que se mantiene”, dice.

Canals siempre supo que quería emprender. Desde que iba a la universidad su meta en la vida era ser su propio jefe. “En un curso al final de mi carrera de ingeniería, el profesor Nicolás Majluf le preguntó a la clase, ‘¿Quiénes de ustedes quieren trabajar en una empresa al terminar la universidad?’. El 95% del curso levantó la mano. Luego dijo ´¿Quiénes quieren ser independiente?´ Muy pocos levantaron la mano. Yo fui uno de ellos”, recuerda.  En esos años, Canals ya era un “computín”, incluso hasta hoy es posible encontrar en la Facultad de Computación de la UC, sus diplomas como ganador de uno de los mundiales de computación de la universidad.

Hoy, acaba de ser seleccionado como emprendedor para Endeavor Chile, y se prepara para llevar Instagis, su empresa de georeferencia, a EEUU, para lo cual se encuentra actualmente en EEUU.

 

En la búsqueda de una empresa global

Lemontech se ha especializado en la industria legal. A través de softwares como el Time Billing, ayudan a administrar los tiempos de trabajo que los abogados dedican a cada caso; CaseTracking se conecta con el Poder Judicial y actualiza los estados procesales de los juicios, mientras que IPManager analiza la información del Instituto de Propiedad Intelectual para poder registrar, vigilar y hacer seguimiento a las marcas.

El 22 de noviembre próximo, Lemontech realizará el evento Legaltech Summit, una reunión donde el mundo legal podrá compartir sus experiencias y necesidades con el uso de las nuevas tecnologías.

Pero Canals explica que sus softwares no solo se pueden utilizar en el ámbito legal, si no que también en otras áreas, como dentistas o arquitectos.

 

El huevo o la gallina

Para Ignacio Canals el gran problema de la innovación en Chile es que falta una mirada global. Por eso, dice, es importante que los emprendedores empiecen a pensar en grande.

¿Qué opinas del ecosistema de capital de riesgo en Chile?

-Capital en Chile hay. El problema no está en el acceso al capital mayoritariamente. Personalmente he metido plata a distintas empresas y creo que soy uno más de muchos. A nivel de venture capital, los resultados han sido malos, quizás han sido los retornos que han tenido. Ellos también se han puesto muy exigentes y esto también es como el huevo y la gallina. Es un círculo vicioso. El mayor problema tiene ver con que los emprendedores realmente no están enfocados en construir soluciones globales.

-¿Cómo frenar este círculo?

-En mi opinión, más que el problema del acceso a la plata, es mentalizarse para construir soluciones globales. Los emprendedores chilenos debieran estar mucho más expuestos de lo que está pasando afuera. Si te fijas, los modelos que son exitosos, todos tienen que ver con cosas que vio la gente afuera. Yo creo que en la medida en que los emprendedores son muy locales, la visión en muy local. Para San Francisco alguien que viene de Santiago, es como para un santiaguino alguien que viene de Talca.

-¿Crees que para eso es necesario ir a Estados Unidos?

-Sí, yo creo mucho en las ventanas de tiempo de 4 o 5 años. Yo usaba Instacart en Estados Unidos, que es como el modelo original de Cornershop, el año 2013 probablemente. Es muy difícil que pase al revés, porque si tú hubieses partido acá, ellos habían dicho ‘ah, ya tenemos Instacart hace rato’. Estados Unidos es el mejor lugar para estar expuesto.

-¿Ves que exista una tendencia de grandes empresas de comprar startups?

-En Estado Unidos Google lo hace, lo que pasa en el modelo gringo es que las empresas grandes absorben las startups como forma de innovación, por lo tanto tienen rotación. Todas las empresas grandes están comprando empresas chicas, están comprando talento y esa es la forma en la que se van reinventando. Acá en Chile prácticamente no pasa eso.

-¿Por qué?

-Porque las grandes compañías no ven a Chile como un eje de innovación, si no como un punto de venta más. Hay áreas donde sí pasa como en la minería. La minería probablemente tiene el hub más importantes donde hay emprendedores chilenos que están construyendo productos que son importantes a nivel mundial.