Llega el fin de semana y muchas veces los planes de ir al cine, de leer o de visitar una exposición terminan diluyéndose. Pero antes de que el amenazante calor nos distraiga demasiado, tome nota de nuestros últimos recomendados.

  • 24 enero, 2019

La Favorita

Ayer se estrenó en salas nacionales la cinta del director griego Yorgos Lanthimos que llega a los próximos premios Óscar con 10 nominaciones. La Favorita cuenta la historia de un trío perverso conformado por la Reina Ana de Gran Bretaña -a quien interpreta magistralmente la actriz Olivia Colman-, su dama de máxima confianza y con gran influencia en la corte Sarah Churchill (Rachel Weisz) y Abigail, una doncella desclasada que busca escalar de posición (Emma Stone). Todas las clásicas intrigas palaciegas se despliegan en pantalla con humor, crueldad y rimbombante estética. La sensación de ridículo divierte al mismo tiempo que toca fibras totalmente contemporáneas en torno al poder, las apariencias, la política y el desamor. Lanthimos ha venido conquistando festivales y transformándose en un realizador de culto con otros títulos como The Lobster (disponible en Netflix) y El sacrificio del ciervo sagrado. Absolutamente recomendable.

 

Cuídese Mucho, Sophie Calle

Quedan pocos días para visitar la exposición de la artista francesa Sophie Calle en el MAC del Parque Forestal. Ella misma vino a inaugurar la muestra como parte de una alianza con Santiago a Mil y la verdad cuesta entender la magnitud de esta exposición sin visitarla. “Cuídese mucho” fue la última línea de un correo que le envió hace ya más de diez años su novio para acabar con la relación. Descolocada, sin tener claro qué sentir al respecto, la artista hizo del tan común y desolador corazón roto un ejercicio artístico de gran aliento. Calle convocó a más de cien mujeres de distintas edades, ocupaciones, nacionalidades y les entregó el texto para ser interpretado. Lo que sale del experimento es un recorrido por las más variadas expresiones que no vale la pena enumerar porque es la fineza del montaje, las imágenes, y por sobre todo, el contenido, lo que amerita recordar que la exposición se acaba este 31 de enero.

 

No sé si lo estoy pasando bien o estoy tratando de matarme, Spalding Gray

Un gran título para un libro pequeño –de tamaño-, y que describe perfectamente el ánimo sincero de su autor, el actor y comediante estadounidense Spalding Gray. Y se torna aún más negro considerando que, luego de atravesar sucesivas depresiones que quedaron retratadas en sus monólogos, Gray terminó por quitarse la vida en 2004. Pero el paisaje de las páginas en cambio es blanco y arranca de la obsesión del autor por esquiar y la inmensa satisfacción que llega a producirle el frío desplazamiento. El vértigo del esquí lo distrae de la infelicidad que lo acecha, y logra ilusionarlo, por un rato. La naturalidad con la que el escritor verbaliza pensamientos, para la gran mayoría de los seres humanos inconfesables, hace que hasta lo más triste se torne cómico. Editorial Hueders, 2018.

 

Sex Education

Netflix ha ido ampliando de tal manera su oferta que cada vez resulta menos evidente qué ver, y aunque el algoritmo pretenda darnos en el gusto, pasa seguido que nos lleva por alternativas poco interesantes. Dentro de lo bueno que ha estado ofreciendo la plataforma últimamente figura Sex Education, serie británica que, tal como indica su nombre, se adentra en el enigmático mundo de la sexualidad adolescente. De manera desprejuiciada y con el característico humor inglés, la serie trata de un joven adolescente (Asa Butterfield) y su madre, una terapeuta sexual que interpreta la siempre divina Gillian Anderson. Las diversas situaciones, y posibilidades sexuales, con las que lidian los jóvenes dan paso también a temas más sensibles como el aborto y el acoso. Recomendable para adolescentes, pero para adultos también, que seguro se equivocan al creer saberlo todo.