Fueron casi 212 millones de dólares invertidos para conseguir algo más de 1.900 delegados a la convención demócrata. En resumen, el mayor gasto jamás visto por un candidato que terminó perdiendo las primarias. El caso de Hillary Clinton dará para muchos estudios y análisis políticos, pero en el NY Daily News quisieron darle una mirada […]

  • 11 junio, 2008

Fueron casi 212 millones de dólares invertidos para conseguir algo más de 1.900 delegados a la convención demócrata. En resumen, el mayor gasto jamás visto por un candidato que terminó perdiendo las primarias.

El caso de Hillary Clinton dará para muchos estudios y análisis políticos, pero en el NY Daily News quisieron darle una mirada distinta: lo que Clinton podría haber hecho con ese montón de dinero. Por ejemplo, subsidiar unas merecidas vacaciones en Disneyland para 76.000 familias de Nueva York, fomentar la descontaminación regalando 9.838 autos híbridos modelo Toyota Prius, apoyando la salud con 705 cirugías de corazón artificial o 10,6 millones de vacunas. Para terminar, el diario concluye que, como apoyo a la educación, Hillary habría podido enviar 2.300 estudiantes a su alma Mater (Wellesley Collage), cada uno en un Porsche 911 Carrera.