Un nuevo foco de conflicto podrían enfrentar en las próximas semanas las generadoras Endesa y Colbún, dueñas de HidroAysén, que buscan construir cinco centrales hídricas en los ríos Baker y Pascua, por un total de 2.400 MW. Supimos que un grupo de parlamentarios, que entre sus líderes tiene a Marco Enríquez-Ominami, está buscando firmas para […]

  • 25 junio, 2008

Un nuevo foco de conflicto podrían enfrentar en las próximas semanas las generadoras Endesa y Colbún, dueñas de HidroAysén, que buscan construir cinco centrales hídricas en los ríos Baker y Pascua, por un total de 2.400 MW. Supimos que un grupo de parlamentarios, que entre sus líderes tiene a Marco Enríquez-Ominami, está buscando firmas para enviar una carta a la presidenta Michelle Bachelet con el objetivo de que el Ejecutivo propicie una rectificación a la ley que rige al Código de Aguas, que en uno de sus artículos otorga beneficios especiales a las empresas que tengan derechos de agua en la provincia de Palena y las regiones XI y XII.

La ley 20.017, que modificó hace un par de años el Código de Aguas vigente desde 1981, otorgó exenciones en el pago de derechos de agua no consuntivos (aquellos que utilizan el recurso y luego lo restituyen a su fuente) para esas zonas, condición que permanecerá vigente hasta 2012. A juicio de algunos parlamentarios, esta situación se debe revertir bajo las
nuevas condiciones de la zona sur, considerando que ahora existen proyectos que en la fecha de discusión no estaban.

Las aristas que podría tener el tema están siendo seguidas muy de cerca por HidroAysén y el gobierno; sobre todo, considerando que la firma posee la mayor cantidad de derechos de agua de la XI Región. Cerca del 85%, según han dicho sus detractores.