2.500 trabajadores de Ebco, una de las tres constructoras más grandes del país, quedaron con trabajo suspendido tras la cuarentena decretada por el gobierno. Los socios de la compañía, Hernán Besomi y Germán Eguiguren, armaron un fondo de 600 millones de pesos que permite que todos ellos reciban el 80% de su sueldo durante tres meses. “Esta crisis se enfrenta de manera colaborativa y, como nunca antes, los empresarios debemos actuar”, dice Besomi.

  • 14 abril, 2020