Fue el año pasado cuando la arquitecta chilena Ximena Ossandón –creadora de la empresa Diav– junto a Paulina Villalobos, conocieron a un hombre que les cambiaría la vida. Se trata del dueño de la firma de diseño inglés Blend Design, a quien contactaron en el Salón del Mueble de Milán, cuando ellas exponían un sistema […]

  • 11 marzo, 2008

Fue el año pasado cuando la arquitecta chilena Ximena Ossandón –creadora de la empresa Diav– junto a Paulina Villalobos, conocieron a un hombre que les cambiaría la vida. Se trata del dueño de la firma de diseño inglés Blend Design, a quien contactaron en el Salón del Mueble de Milán, cuando ellas exponían un sistema de diseño e iluminación.

La propuesta llamó tanto la atención del inglés que decidió tomar la representación de las chilenas, con la intención de vender su creación en distintas tiendas del mundo. Hasta que llegó a Harrods, afamada firma inglesa que se interesó en poner en siete vitrinas de su tienda el diseño de luces.

Así Diav diseñó el juego lumínico que quería la tienda y que presentaba la dificultad de simular una tormenta en la ciudad. Un gran logro, ya que la afamada tienda cobra unos 40 mil dólares para exponer sistemas de iluminación en sus vitrinas… y a las chilenas les salió gratis.

Además nos contaron que hoy tienen un sector especial en el tercer piso de la tienda, donde están mostrando su propuesta denominada ANEMIX, lo que ya les ha generado varios encargos para este año.

La propuesta consiste de un sistema de iluminación con tecnología LED, que consume entre 7 y 17 watts. En ella confluyen un juego de luces con paneles que se superponen unos con otros entregándole un aspecto tridimensional.