El cada vez más evidente frenazo económico está echando a correr nuevas cartas en Empresas Guzmán & Larraín. Supimos que la firma ligada al empresario José Antonio Guzmán ya detuvo un par de proyectos que tenía en carpeta, optando por la selectividad. La idea, nos confidenciaron algunos de sus ejecutivos, es privilegiar la caja de […]

  • 15 octubre, 2008

El cada vez más evidente frenazo económico está echando a correr nuevas cartas en Empresas Guzmán & Larraín. Supimos que la firma ligada al empresario José Antonio Guzmán ya detuvo un par de proyectos que tenía en carpeta, optando por la selectividad. La idea, nos confidenciaron algunos de sus ejecutivos, es privilegiar la caja de la compañía, para estar mejor posicionados ante un enfriamiento mayor.

Claro que no todo es ahorro. Aprovechando la caída que tendrá el precio de los terrenos, la firma puso manos a la obra en busca de nuevas posiciones. Y ya tiene varias novedades. En los últimos meses adquirieron tres nuevas propiedades para agregar a su portafolio de eventuales proyectos futuros. En tiempos decrisis, dicen, hay que ser cautos, pero también estar atentos a las oportunidades.