“Estas protestas campesinas nos obligan a realizar una reingeniería a nuestra manera de pensar el desarrollo (del sector agrícola)”, señaló el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. Y es que el bloqueo que provocaron las manifestaciones le significaron un desplome en su popularidad. El “Gran Pacto Agrario” es una iniciativa que espera reconstruir el campo […]

  • 13 septiembre, 2013

635146132412363498w

“Estas protestas campesinas nos obligan a realizar una reingeniería a nuestra manera de pensar el desarrollo (del sector agrícola)”, señaló el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos. Y es que el bloqueo que provocaron las manifestaciones le significaron un desplome en su popularidad.

El “Gran Pacto Agrario” es una iniciativa que espera reconstruir el campo colombiano, sector en el que la pobreza supera el 46,8%, con  “una verdadera política agropecuaria, moderna, equitativa hacia el futuro”, según las palabras del mandatario.

Santos firmó un paquete de decretos para cumplir algunas de las medidas que se les prometieron a los campesinos:

  • Los insumos agrícolas no tendrán aranceles, se establecerá un régimen de libertad vigilada para el control de precios y se creará una comisión regulatoria.
  • Se creará el vice ministerio para el Desarrollo Rural para fortalecer la estructura del Ministerio de Agricultura.
  • Acuerdo con Venezuela para reactivar el comercio binacional, ya que serán comprados US$600 millones en productos agropecuarios a Colombia, lo que significa un incremento del 20% de las exportaciones hacia el gobierno de Nicolás Maduro.

Revise el artículo completo en El País