“Tengo muchas fotos favoritas y una de ellas es chilena”, asegura a Capital el fotoperiodista de Reuters, Goran Tomasevic. Se trata de la imagen de un hombre de 68 años tomando una bebida “frucola” en medio de las manifestaciones, que se hizo viral estas semanas. No solo la fotografía –protagonizada por Gino Rojas– tiene una […]

  • 20 diciembre, 2019

“Tengo muchas fotos favoritas y una de ellas es chilena”, asegura a Capital el fotoperiodista de Reuters, Goran Tomasevic. Se trata de la imagen de un hombre de 68 años tomando una bebida “frucola” en medio de las manifestaciones, que se hizo viral estas semanas. No solo la fotografía –protagonizada por Gino Rojas– tiene una gran historia: su autor, Tomasevic, que es uno de los premios Pulitzer de este año, lleva más de 25 recorriendo el mundo documentando conflictos armados. Parte del registro de este serbio de 50 años se centra en Afganistán, los Balcanes, Libia, Irak, Kenia, Egipto, la segunda Intifada en Israel y otros.

Su última escala: Chile. Durante un mes, el reportero –que vive en Estambul– estuvo en Santiago y Valparaíso documentando el conflicto social. “Me gusta la foto que tomé del sargento estadounidense viendo la estatua de Saddam Hussein cayendo, en abril del año 2003. Hay otras de Kosovo que me encantan. Pero me gusta mucho la imagen del hombre con la bebida y el traje en Santiago, ya que refleja que hay gente común y corriente en las protestas y participando en ellas”, asegura. “Creo que hice un buen trabajo en Chile”, agrega. Sobre las formas de violencia y protestas en nuestro país, Tomasevic no se declara sorprendido. “Lo que vi es como cualquier protesta que me ha tocado cubrir. Es difícil sorprenderme. Las protestas, represión, peleas contra las autoridades, lo veo regularmente. Es bastante similar. Lo que sí me impresionó fue la energía de los manifestantes, sobre todo en su forma de enfrentarse a la policía”, dice. “Espero que el conflicto se calme. Eventualmente regresaré como turista. Me gusta pescar, así que espero poder volver”, dice el fotógrafo, quien además asegura que reza por el fin del conflicto. “He vivido tanto dolor en mi país que le deseo paz a cualquiera que esté pasando un mal momento”.