Google Chrome celebra su quinto aniversario y con un éxito rotundo, pues lo prefiere el 43% de los usuarios a nivel mundial. Sin embargo, no muchos creían en este nuevo navegador. De hecho, no mucho tiempo después de que se lanzara Chrome, el CEO de Microsoft, que dejará su puesto a fin de año, Steve […]

  • 2 septiembre, 2013

Google

Google Chrome celebra su quinto aniversario y con un éxito rotundo, pues lo prefiere el 43% de los usuarios a nivel mundial. Sin embargo, no muchos creían en este nuevo navegador. De hecho, no mucho tiempo después de que se lanzara Chrome, el CEO de Microsoft, que dejará su puesto a fin de año, Steve Ballmer, le restó importancia.

En el momento que Google Chrome se presentó al público, Microsoft dominaba el mercado con un 72% por Internet Explorer, seguido de Mozilla Firefox con una participación cercana al 20%, Safari con un 7%, y Opera y otros navegadores componen el resto.

Pero, ¿por qué integrarse a la Web de esta manera? Fácil. Antes de que existiera Chrome, Google tenía a su favor ser el buscador más exitoso, y le jugaba en contra el no tener un producto propio para promover la Web, teniendo que pagarle a distintas empresas para que Google Search fuera el buscador por defecto.

Google entendió el cambio que tenía que hacer para ser uno de los productos más rentables del mundo.

“Cuando los usuarios usan Chrome, tienden a impulsar el uso de Internet, por lo tanto también de los anuncios desplegables, y no solo a buscar. Además es un motor de Google Apps”, señaló el vicepresidente de Chrome, Sundar Pichai, en una entrevista en 2012.

Revise el artículo completo en CNET