Últimamente, Silicon Valley parece la tierra de las valuaciones alocadas o al menos desconcertantes. Facebook compró WhatsApp, un servicio de mensajería con ingresos ínfimos y por lo menos media decena de competidores sofisticados, por US$19.000 millones. Uber acaba de ser valorada en US$18.200 millones en una ronda de financiación de private equity. Incluso Beats Electronics, […]

  • 19 junio, 2014

Google

Últimamente, Silicon Valley parece la tierra de las valuaciones alocadas o al menos desconcertantes. Facebook compró WhatsApp, un servicio de mensajería con ingresos ínfimos y por lo menos media decena de competidores sofisticados, por US$19.000 millones. Uber acaba de ser valorada en US$18.200 millones en una ronda de financiación de private equity. Incluso Beats Electronics, una empresa con un servicio de música en su infancia y audífonos tecnológicamente inferiores que pueden dejar de estar de moda en cualquier momento, fue valorada en US$3.200 millones por Apple.

Sin embargo, Google acaba de comprar por apenas US$500 millones una compañía que podría tener un mayor impacto en sus resultados financieros y en el mundo más que cualquier otra adquisición reciente del gigante de las búsquedas o de sus pares tecnológicos. [tweetable]Por 1/38 del precio de WhatsApp, Google adquirió Skybox Imaging[/tweetable], una compañía que sitúa satélites en órbita a 300 kilómetros de la superficie de la Tierra transportándolos en la punta de los mismos misiles rusos que alguna vez amenazaron a Estados Unidos con la destrucción nuclear.

Y esto es lo que Skybox podría permitirle hacer: en un par de años, cuando usted quiera saber si dejó prendida la luz de la entrada o si su hijo adolescente tomó prestado el auto que usted le prohibió conducir, simplemente puede revisar Google Maps. Eso es porque en, más o menos 2016, Skybox será capaz de tomar imágenes completas de la Tierra dos veces al día, con una resolución que hasta la semana pasada era ilegal vender de forma comercial, todo con sólo media docena de satélites. Cuando toda su flota de 24 satélites esté funcionando en 2018, Skybox podrá capturar imágenes de toda la Tierra con una resolución suficiente para grabar, por ejemplo, video en tiempo real de autos transitando por la autopista. Y va a estar haciendo eso tres veces al día.

Lee la noticia completa en The Wall Street Journal