Hasta el lunes en la tarde, el acuerdo entre gobierno y Renovación Nacional (RN) estaba firmado y, a grandes rasgos, estipulaba aumentar el impuesto de primera categoría de 20% a 27%, que el régimen de renta atribuida sea voluntario y generar incentivos al ahorro y la inversión para que las PYME reinviertan sus utilidades. Por […]

  • 9 julio, 2014

Reforma tributaria congreso Nacional

Hasta el lunes en la tarde, el acuerdo entre gobierno y Renovación Nacional (RN) estaba firmado y, a grandes rasgos, estipulaba aumentar el impuesto de primera categoría de 20% a 27%, que el régimen de renta atribuida sea voluntario y generar incentivos al ahorro y la inversión para que las PYME reinviertan sus utilidades.

Por ello, la jornada de ayer en el Congreso Nacional fue intensa. La mañana comenzó con discrepancia entre bandos, al que se sumó el Movimiento Social por las PYME, lo que retrasó la firma del protocolo de acuerdo.

Pero cerca de las 10 de la noche del martes, [tweetable]el Gobierno y la oposición anunciaron un histórico acuerdo para destrabar el debate de la reforma tributaria[/tweetable]. De esta manera, RN y la UDI podrían ingresar indicaciones al texto.

Así, el ministro de Hacienda, Alberto Arenas, junto a los senadores miembros de la comisión de Hacienda del Senado anunciaban el denominado “Protocolo de acuerdo por una reforma tributaria para un Chile más inclusivo”.

Hacienda subió a 100 mil UF el tope de ventas para que las PYME se beneficien por reinversión de utilidades, mientras que el impuesto de Primera Categoría será de 27% y desaparece 10% de retención.

Revise el artículo completo en Diario Financiero