El día de ayer, el ministro de Hacienda, [tweetable]Rodrigo Valdés, se refirió a las consecuencias del terremoto del pasado miércoles[/tweetable] y dijo que la plata está asegurada y se provendrá de asignaciones presupuestarias, a pesar del complejo escenario económico marcado por una desaceleración que se extiende ya por casi dos años. “Chile tiene la capacidad […]

  • 22 septiembre, 2015

rodrigo-valdes_diariopyme

El día de ayer, el ministro de Hacienda, [tweetable]Rodrigo Valdés, se refirió a las consecuencias del terremoto del pasado miércoles[/tweetable] y dijo que la plata está asegurada y se provendrá de asignaciones presupuestarias, a pesar del complejo escenario económico marcado por una desaceleración que se extiende ya por casi dos años.

“Chile tiene la capacidad de reasignar, por lo tanto vamos a poder financiar con dineros de distintos programas lo que es de verdad urgente hoy día, que es ir en ayuda de la gente del norte. Es muy importante que en las próximas semanas seamos efectivos en esto”, aseguró el secretario de Estado.

Asimismo, descartó que el gobierno esté analizando echar mano a los recursos de los fondos soberanos o a endeudarse vía bonos para hacer frente a la contingencia en el norte del país.

Durante este año, el Ejecutivo ya ha destinado US$ 1.500 millones en recursos fiscales para afrontar el fuerte aluvión que afectó entre la Segunda y la Cuarta región del país.

La oposición, en tanto, solicitó que el Presupuesto del próximo año incorpore los recursos para apoyar la catástro del norte. “Creemos que esa es la prioridad, que de nuevo el realismo más este tipo de situaciones que provienen de la naturaleza obliguen a reformular el Presupuesto de la nación”, señaló el presidente de la UDI, Hernán Larraín.

Rodrigo Valdés también agregó que tras el terremoto del norte y la desaceleración de la economía han sido dos factores que han reforzado el discurso del ministro Valdés de que hay que “apretarse” el cinturón y “priorizar” los escasos recursos con los que cuenta hoy el país, es por eso que una de las primeras medidas concretas en términos de austeridad será el congelamiento de los sueldos de los altos funcionarios del Estado.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.