A casi un mes de presentarse el proyecto de reforma a la educación que buscará avanzar en gratuidad y el fin al copago y la selección en el sistema escolar, el gobierno salió a zanjar uno de los principales puntos de controversia: el gasto involucrado en adquirir colegios particulares con fines de lucro. Según el […]

  • 4 junio, 2014

8071-a7373946-educacion3

A casi un mes de presentarse el proyecto de reforma a la educación que buscará avanzar en gratuidad y el fin al copago y la selección en el sistema escolar, el gobierno salió a zanjar uno de los principales puntos de controversia: el gasto involucrado en adquirir colegios particulares con fines de lucro.

Según el informe financiero del proyecto -evacuado por la Dirección de Presupuestos (Dipres)-, [tweetable]el Estado estaría dispuesto a gastar hasta US$ 5.036 millones durante 12 años en adquirir infraestructura educativa a privados[/tweetable], a razón de US$ 419,7 millones por año.

El cálculo, que según el documento se realizó en base a “estimaciones iniciales” del Ministerio de Educación, contempla la adquisición a los sostenedores particulares de colegios con fines de lucro, en base a la aplicación de los artículos tercero, cuarto y quinto transitorios del proyecto que regula la admisión de los estudiantes, elimina el financiamiento compartido y prohíbe el lucro en los establecimientos que reciben aportes del Estado.

Además, según el informe de la Dipres, el impacto fiscal de los artículos fundamentales (2 y 4) del proyecto ascenderá a US$ 937,7 millones en régimen, monto que se alcanzaría 10 años después de publicarse la ley.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.