El problema del espionaje entre Estados Unidos y Alemania no es algo nuevo. Recordemos que por la filtración de documentos hechas por Edward Snowden, se reveló que el teléfono personal de la canciller Angela Merkel había sido interceptado. Y es que durante las últimas semanas, los casos por sospecha de espionaje ya suman dos agentes: […]

  • 10 julio, 2014

EFE_embajada de EEUU en Alemania

El problema del espionaje entre Estados Unidos y Alemania no es algo nuevo. Recordemos que por la filtración de documentos hechas por Edward Snowden, se reveló que el teléfono personal de la canciller Angela Merkel había sido interceptado.

Y es que durante las últimas semanas, los casos por sospecha de espionaje ya suman dos agentes: el primero que trabajaba para los servicios de inteligencia alemanes y que habría trabajado para la CIA, y el segundo estaría infiltrado en el Ejército.

Dada la situación, [tweetable]el gobierno alemán ha expulsado al encargado de inteligencia en la embajada de EE.UU.[/tweetable]. Steffen Seibert, vocero de Merkel, explicó a través de un comunicado que la solicitud se hizo a causa de las investigaciones y las “dudas que han surgido los últimos meses sobre las actividades de inteligencia estadounidense en es país.

Angela Merkel ha señalado que espiar a aliados es una pérdida de energía y que hay cosas más importantes en las que centrarse. Ciertamente que este conflicto ha tensado las relaciones entre Washington y Berlín.

Revise el artículo completo en EuropaPress