Semanas cargadas ha tenido el ministro Secretario General de la Presidencia, Gonzalo Blumel. A sus constantes viajes a Valparaíso y a las negociaciones en las que ha participado para acercar posiciones con la oposición en el proyecto de modernización tributaria y la Ley de Presupuestos, el titular de la Segpres suma su veta musical.

  • 4 octubre, 2018

Hace algunas semanas realizó una presentación con su nueva banda de rock en el colegio de sus hijos, el Manquehue, donde el ministro estudió enseñanza media. El grupo, que integran otros cuatro apoderados y donde Blumel toca la guitarra eléctrica, llevaba varios meses ensayando en las noches y en su debut tocó un repertorio que incluye canciones de Red Hot Chili Peppers, David Bowie, Talking Heads, Poison, Oasis, Charly García y Buddy Richard. Entre los integrantes de la banda también se cuenta al caricaturista de El Mercurio Francisco Olea, quien toca la batería

La música ha estado siempre presenten la vida de Gonzalo Blumel. Mucho antes de ser la mano derecha de Piñera, cantaba en misa. Durante años tocó guitarra en el coro de los domingos a las 8 en la Inmaculada Concepción, la parroquia del colegio donde estudió la básica. Ya más grande armó su propio grupo “Santa Rita” para cantar en matrimonios.

Eso fue hasta los 21. Un amigo de la U. de Chile –él estudiaba Ingeniería Civil en la UC- lo llevó a un taller de guitarra con José Sebe, miembro histórico de Inti Illimani, y su mujer Elizabeth Morris. “Ahí agarré la beta charanguera de izquierda”, contó hace un año en una entrevista a Capital.

Creó una banda folklórica llamada Huellantú. Con ellos ensayaba sagradamente una vez a la semana canciones de Víctor Jara y Quilapayún en guitarra, charango y cuatro, y tocaba en festivales y colegios.  La última vez que tocó con el grupo fue en 2012, cuando era jefe de la División de Estudios de la Segpres, bajo el alero de Cristián Larroulet.

Ahora cambió la guitarra clásica por eléctrica con la banda de apoderados que bautizaron como Giving juice (dando jugo).