En la década del 90, el cineasta Ricardo Larraín filmó dos películas claves del cine chileno. Con la primera tocó el cielo. La segunda, en cambio, fue una de las experiencias más difíciles de su carrera. Pero todo eso ya es agua pasada: los negativos de La frontera y El entusiasmo acaban de ser recuperados por la Cineteca. La historia de ambas está a punto de recomenzar.

  • 13 septiembre, 2018