Yakutsk es una ciudad remota al este de Siberia, a lo largo del Río Lena, a 5.000 kilómetros de la capital rusa de Moscú, donde se registran las más bajas temperaturas del planeta. Esta ciudad fue fundada en el año 1632, cuando estaba deshabitada por su extrema condición de vida. Sin embargo, a pesar de […]

  • 10 abril, 2013

Yakutsk es una ciudad remota al este de Siberia, a lo largo del Río Lena, a 5.000 kilómetros de la capital rusa de Moscú, donde se registran las más bajas temperaturas del planeta.

Esta ciudad fue fundada en el año 1632, cuando estaba deshabitada por su extrema condición de vida. Sin embargo, a pesar de la dureza de sus condiciones climáticas, con el paso de los años Yakutsk alcanzó una población de 270.000 habitantes, un cuarto del total de personas que viven en Siberia.

Ningún otro lugar en el mundo experimenta temperaturas tan extremas: en invierno el frío alcanza los -40 grados celsius ( la peor temperatura registrada en la historia fue de -64°C) y en verano el calor llega a los 30 grados regularmente.

A continuación, algunas imágenes de este helado lugar:

Para acceder a la galería completa entra a Time.