Además del Teatro del Lago, Uli Bader, director ejecutivo del proyecto y su señora Nicola Schiess están trabajando fuertemente para convertir Frutillar en un verdadero polo cultural. Hace poco inauguraron la Escuela de las Artes, Casa Richter, rescatando una antigua casona propiedad de la familia Richter, que data de 1900. Allí se impartirán talleres artísticos […]

  • 13 julio, 2007

Además del Teatro del Lago, Uli Bader, director ejecutivo del proyecto y su señora Nicola Schiess están trabajando fuertemente para convertir Frutillar en un verdadero polo cultural. Hace poco inauguraron la Escuela de las Artes, Casa Richter, rescatando una antigua casona propiedad de la familia Richter, que data de 1900. Allí se impartirán talleres artísticos durante el año y sobre todo en el verano.

Al mismo tiempo, con una inversión de 2,5 millones se inició la construcción de la octava etapa del Teatro del Lago en Frutillar, que contempla la terminación de la obra gruesa del edificio. Claro que el proyecto completo será entregado recién el 2010, en plena celebración del Bicentenario.