La salmonera de la familia Del Río, Friosur, ya piensa en el día después. Eso, una vez que logre concluir con éxito la renegociación de sus pasivos por más de 39 mil millones de pesos con la banca. En este escenario no descarta la asociación con otras compañías o derechamente salir de compras y aprovechar […]

  • 9 junio, 2009

La salmonera de la familia Del Río, Friosur, ya piensa en el día después. Eso, una vez que logre concluir con éxito la renegociación de sus pasivos por más de 39 mil millones de pesos con la banca. En este escenario no descarta la asociación con otras compañías o derechamente salir de compras y aprovechar a complicada situación de algunos de sus competidores. Sobre qué alternativas están considerando aún no hay información, pero la decisión va por ese lado y a firme, admitieron.

Según nos contaron, hoy están abocados a la implementación de un plan para reflotar la compañía que contempla varias medidas, entre las cuales destacan nuevas prácticas de cultivo y rigurosos controles sanitarios en toda la cadena de producción.