Solo falta cortar la cinta… Sí, porque el próximo 1 de marzo se pondrá la primera piedra de lo que promete ser la planta faenadora más importante de Sudamérica, con capacidad para 200 mil cabezas de ganado y tecnología adecuada para exportar directamente carne desde Aysén al resto del mundo. El responsable del proyecto es […]

  • 23 febrero, 2007

Solo falta cortar la cinta… Sí, porque el próximo 1 de marzo se pondrá la primera piedra de lo que promete ser la planta faenadora más importante de Sudamérica, con capacidad para 200 mil cabezas de ganado y tecnología adecuada para exportar directamente carne desde Aysén al resto del mundo.

El responsable del proyecto es la Sociedad Patagonia Beef and Lamb S.A., formada por los 30 principales productores de la región y que manejan el 80% del ganado de la zona. Con una inversión de 15 millones de dólares, el proyecto mejorará considerablemente las condiciones fitosanitarias, los planes de trazabilidad y el sistema de Planteles Animales Bajo Certificación Oficial (PABCO) planteados para la producción bovina en esta zona. Entre otros objetivos, la iniciativa se propone mejorar los estándares de eficiencia, acelerar el crecimiento de la masa ganadera, terminar con la estacionalidad de la producción y mantener la calidad original del producto.