Bien complejo se ve el panorama para las pretensiones de AES Gener de instalar la central termoeléctrica Campiche (270 MW), que implica una inversión de cerca de 500 millones de dólares. En enero pasado sufrió un serio revés en la Corte de Apelaciones de Valparaíso, que acogió un recurso de protección interpuesto por agrupaciones ecologistas […]

  • 17 febrero, 2009

Bien complejo se ve el panorama para las pretensiones de AES Gener de instalar la central termoeléctrica Campiche (270 MW), que implica una inversión de cerca de 500 millones de dólares. En enero pasado sufrió un serio revés en la Corte de Apelaciones de Valparaíso, que acogió un recurso de protección interpuesto por agrupaciones ecologistas y vecinos del lugar por considerar que la aprobación ambiental cursada por la Corema de la V Región no cumplía con la normativa.

Entre otros aspectos, la corte ratifica que la central se pretende instalar en una zona de riesgo, de acuerdo al nuevo plano regulador de Valparaíso. Esta situación no sólo viene a complicar las aspiraciones de la compañía, sino a los organismos técnicos, los que, a la luz de este precedente, no son precisamente los que tienen la última palabra.