El piloto nacional de RallyMobil se quedó con la nueva categoría SXS (Side by Side) también conocida como UTV en el tercer año que estos vehículos forman parte de la carrera más larga y ardua del mundo. Por su parte, el piloto de motos Pablo Quintanilla, que peleó el título Dakar 2019 hasta la última fecha, sufrió un accidente en el último tramo que lo relegó a la cuarta ubicación en la tabla general.

  • 18 enero, 2019

 

 

Casi un triunfo impensado fue el del histórico piloto chileno Francisco “Chaleco” López ((South Racing Can-Am), que obtuvo el primer lugar en la categoría SxS (Side by Side o UTV), que le trajo su primer título a “Chaleco”, tras serle esquivo en su especialidad original; las motos, donde fue tercero en 2010 y 2013. Hoy, con más experiencia en cuatro ruedas, tras ser piloto del equipo Peugeot-Copec del RallyMobil,

Lamentablemente, Pablo Quintanilla el piloto chileno más fuerte en motos, que desde hace rato tiene categoría para llevarse esta mítica carrera, tuvo un accidente en la última etapa, donde llegaba apenas 1.30 minutos detrás del líder, el australiano Toby Price (que terminó como ganador). Un accidente en este “sprint” de poco más de 100 km, lo relegó finalmente al cuarto puesto, para se el segundo chileno más destacado en el Dakar 100% Perú.

Este año, el Dakar, conocida como la carrera más larga y exigente del mundo se corrió solo en Perú y contempló nada menos que 10 etapas, que cubrieron en total más de 5.600 kilómetros, con 3.000 de ellos cronometrados. Cada una de las etapas fue un desafío en este Dakar que tuvo un 70% de la carrera en arena, atravesando complicados mares de dunas, que exigieron al máximo a pilotos y máquinas.

“Chaleco” López, junto a su navegante Álvaro León, trabajaron como debe hacerse en un Dakar, con la cabeza fría, estratégicamente con gran énfasis en cuidar el vehículo un Can Am Maverick, acondicionado para la dura prueba.

Las mayores dificultades las enfrentaron en la cuatro y cinco (Arequipa-Tacna, ida y vuelta, respectivamente), llamadas maratón por carecer de asistencia, donde debieron extremar recursos para salir adelante y llegar al Bivouac. Pese a caer en ese momento al quinto lugar en la clasificación general, supieron remontar para llegar a Lima, en la décima etapa como campeones de su serie.

“La clave de esta victoria tiene que ver con lo sucedido en la etapa 4. Quedamos devastados con Álvaro (León) por el tiempo perdido, pero rápidamente dimos vuelta la página y nos levantamos al día siguiente a luchar, a no bajar los brazos, y seguir nuestra planificación. Y resultó gracias a que se dieron varias situaciones y a que nos mantuvimos parejos y sin cometer mayores errores”, contó “Chaleco” López.

Lamentablemente, Pablo Quintanilla el piloto chileno más fuerte en motos, que desde hace rato tiene categoría para llevarse esta mítica carrera, tuvo un accidente en la última etapa, donde llegaba apenas 1.30 minutos detrás del líder, el australiano Toby Price (que terminó como ganador). Un accidente en este “sprint” de poco más de 100 km, lo relegó finalmente al tercer puesto, obteniendo el segundo podio para Chile en el Dakar 100% Perú.