El presidente [tweetable]François Hollande anunció este lunes un cambio drástico de la Constitución [/tweetable]para defender a un país que, como insistió, “está en guerra”. El estado de emergencia, que ya prevé registros domiciliarios y detenciones sin orden judicial, será prolongado tres meses. La batería incluye tres capítulos en el exterior: reclamar la ayuda al resto […]

  • 17 noviembre, 2015

francois-hollande

El presidente [tweetable]François Hollande anunció este lunes un cambio drástico de la Constitución [/tweetable]para defender a un país que, como insistió, “está en guerra”.

El estado de emergencia, que ya prevé registros domiciliarios y detenciones sin orden judicial, será prolongado tres meses.

La batería incluye tres capítulos en el exterior: reclamar la ayuda al resto de la UE porque el país ha sido “atacado”, promover una coalición única -incluida Rusia- contra el ISIS en Siria y pedir una resolución del Consejo de Seguridad contra los yihadistas. “Esta guerra afecta a todo el mundo, no solo a Francia”.

El cambio constitucional anunciado prevé dar más margen policial para perseguir y vigilar a los sospechosos, endurecer las penas y dar más competencias al Ejecutivo para situaciones de excepción sin llegar al estado de sitio, que implicaría ceder el poder a los militares.

Es la legislación sobre el estado de emergencia la que se modificará con ese cambio constitucional. Necesitará el apoyo de tres quintos del Parlamento. A la vista de debates recientes para aprobar medidas contra el terrorismo, el Ejecutivo no tendrá problemas para sacar adelante el nuevo paquete.

Revise el artículo completo en La Vanguardia.