Cansados de mirar el ombligo metropolitano, decidimos sobrevolar la nación e identificar a los empresarios que crean riqueza e irrigan de actividad a las provincias. Mapeamos región por región a los hombres y mujeres que viven y trabajan fuera de la capital y descubrimos cientos de historias épicas que hacen pulsar al país.

  • 2 noviembre, 2007

 

Cansados de mirar el ombligo metropolitano, decidimos sobrevolar la nación e identificar a los empresarios que crean riqueza e irrigan de actividad a las provincias. Mapeamos región por región a los hombres y mujeres que viven y trabajan fuera de la capital y descubrimos cientos de historias épicas que hacen pulsar al país. Por Equipo Capital.

 

"Para qué hacer crecer más la cabeza, que es Santiago, del enano que es Chile? Al enano hay que hacerle crecer el cuerpo". Las palabras del empresario Carlos Cardoen son elocuentes, cuando explica por qué sus emprendimientos se enfocan hoy fuera de la capital.

 

Como él, en Chile hay cientos de hombres de negocios que perfectamente podrían estar de pie frente a un gran ventanal, manos cruzadas a la espalda, mirando desde las alturas algún sofisticado sector de Santiago. Razones y plata para hacerlo no les faltan. Sin embargo, ellos han preferido estar allí donde están sus empresas.

 

Donde las papas, sus papas, queman. Capital quiso identificar a estos hombres y mujeres que según distintas fuentes (gremios, reparticiones públicas, autoridades locales y sus pares) se cuentan entre los que más roncan en cada región. También quisimos conocer sus historias, las razones por las cuales no quieren dejar sus dominios y cuán difícil les resulta emprender lejos del epicentro político, económico y social del país.

 

Probablemente aquí no están todos los que debieran, pero el propósito de este artículo no es hacer una guía de teléfonos, sino que dar una visión de conjunto y, sobre todo, contar las historias humanas y sobrehumanas de los empresarios que hacen patria en regiones.

 

 

 

¿Por qué seguir en provincia?

 

 

Las respuestas a esta pregunta son variadas y van desde cuestiones personales como “la opción por la calidad de vida”, hasta razones prácticas como que “al ojo del amo engorda el caballo”. Como sea, después de conversar con decenas de estos empresarios concluimos que para ninguno de ellos hay una razón, sino que una sumatoria razones y que lo que realmente importa en este asunto es cómo se las arreglan para sobrevivir, qué le reprochan al centralismo y si creen que es posible permanecer y prosperar en regiones en el largo plazo. Esta última pregunta la respondió de modo iluminador Felipe Trevizán, empresario minero de la II Región, para quien “es evidente que en un mundo globalizado e interconectado como el actual, los negocios se desarrollarán de una forma cada vez más homogénea en los territorios”. El, por cierto, aboga por la descentralización y porque “las decisiones se acerquen a los lugares en que éstas son necesarias”, pero dice que aunque eso tome tiempo, no cederá y permanecerá haciendo empresa en su terruño.

 

El empresario Jorge Rabié también es de los que cree que la descentralización ha sido muy lenta. “Ninguno de los gobiernos, por años, ha hecho algo realmente efectivo en apoyar una efectiva descentralización.

 

En cambio –reivindica– los empresarios que mantenemos casas matrices en provincia sí estamos haciendo un aporte”.

 

Hans Kossmann, cuyas empresas familiares tienen base en la Región de Los Ríos, añade: “En el tema del centralismo, lo que nos preocupa es que demasiados recursos estatales que podrían ser invertidos en infraestructura regional (caminos, aeródromos, puertos, salud) quedan finalmente en Santiago”. Eso está mal. “Muy mal”, agrega el empresario Francisco Korlaet (II Región), porque regiones como la de Antofagasta, vaya que aportan recursos al gobierno central.

 

Ahora, para varios de los consultados quedarse en regiones no representa un sacrificio. Al contrario. Por ejemplo, Jorge Rabié dice que “hacer negocios en provincia, tiene un componente muy agradable, principalmente porque hay una mejor calidad de vida”. Algo que comparte plenamente Ar min Kunstmann, de la Cervecera Kunstmann, quien no tiene intención de dejar la zona donde su familia ha emprendido. “Como unidad productora no tenemos ninguna intención de salir de acá, ya que nos identificamos con Valdivia, que es una gran y reconocida fortaleza para la marca”. Fortaleza que tiene que ver con “las tradiciones alemanas de la zona, la excelente calidad cervecera del agua en la zona, el ambiente limpio, los ingredientes naturales, entre otros”.

 

Juan Rendic, conocido supermercadista cuyo centro de operaciones está en la IV Región, dice que es obvio que hay que estar donde está el negocio. “Si tuviera una cadena de departamentos que arrendara en todo Chile, yo cobraría los arriendos todos los meses ciudad por ciudad”. Por lo demás, “el que uno esté en la región produce un efecto muy bueno en la clientela, porque nos ve como pares. Al señor de la competencia no lo han visto ni en pintura y a uno lo ven día a día”.

 

Para Ximena Moreno Prohens, que opera en la III Región, el centralismo de Santiago es aplastante. “Cualquier gestión que queramos hacer (comercial, de trámites, con bancos) siempre la terminamos haciendo en Santiago. No hay casi nada que se resuelva en regiones. Eso es muy complicado, porque tanto las instituciones privadas como las públicas son aquí receptores de documentos que se envían a Santiago”.

 

¿Problemas? Claro que los hay. Unos domésticos, como que las mejores universidades y hospitales están en Santiago, y otros no tanto, como que muchos ejecutivos que se querría reclutar no están dispuestos a dejar la capital.

 

Ante esto, y en su estilo enérgico, Carlos Cardoen dispara: “la descentralización se hace con acciones, generando las condiciones de vida para que sea grato vivir y trabajar ahí. Lo fundamental es el trabajo; segundo, tener educación y tener salud que sea compatible con las necesidades de quienes quieren vivir fuera de la capital. Una vez que tienes trabajo, educas a tus hijos y estás tranquilo respecto a la salud, todas las emás cosas vienen solas”.

 

Lo anterior es particularmente relevante orque le parece que “la vida en Santiago está cada vez más podrida” y que los profesionales necesitan opciones para desarrollarse, aportar al país y vivir felices y orgullosos de su raigambre.

 

 

 

Región de Valparaíso


 

 

Bofill, pasta y mucho más

 

Si hay algo que caracteriza a la familia Bofill es cultivar un absoluto bajo perfil. Tanto que Gonzalo Bofill de Caso –el patriarca– y su hijo Gonzalo Bofill Velarde registran una sola entrevista… a Capital, por cierto.

 

Carozzi, su compañía emblema, tiene más de 100 años. Partió en el rubro de las pastas y con los años ha alcanzado otras dimensiones. Su mix incluye ahora caramelos, postres, chocolates, pulpa de frutas, harinas y hasta arroz.

 

En los orígenes de la historia está el tío Francisco de Caso, que manejaba la distribuidora familiar. Hoy Empresas Carozzi factura más de 450 millones de dólares y tiene un mix de más de 2 mil productos, con un acceso a mercados increíble y presencia internacional en diversos rubros.

 

 

El señor de las farmacias

 

Aunque el dueño de Farmacias Cruz Verde, Guillermo Harding, no cambia Viña del Mar por Santiago, eso no le ha impedido librar una batalla en todo Chile con las cadenas más importantes.

 

Hoy Cruz Verde es la compañía que más locales tiene y sólo durante 2006, anunció un plan de inversión de 35 millones de dólares para abrir nuevos puntos y mejorar su centro de distribución. Y si alguien cree que eso es poco, hay que recalcar que Harding además se quedó con el negocio de entrega de medicamentos para el Plan Auge. La historia de Cruz Verde se remonta al año 84 cuando abrieron su primera farmacia en Viña del Mar. El crecimiento ha sido tan explosivo, que Harding decidió diversificar sus negocios y asociarse a José Miguel Rawlins para levantar strip centers.

 

 

Familias de respeto

 

Hornauer. Juan Hornauer López y José Hornauer Hermann son miembros del directorio de la Compañía General de Electricidad (CGE), donde comparten sociedad con la familia Pérez Cruz y la familia Marín. CGE está presente en generación y transmisión eléctrica e incluso en el gas licuado, a través de su filial Gasco.

 

Cambiaso. Juan Bautista Cambiaso y Antonio Cambiaso (tío y sobrino) llegaron a Valparaíso en pleno auge del salitre. En 1875 fundaron Cambiaso para comercializar aceite de oliva, quesos, conservas y, por supuesto, el té apetecido por la colonia inglesa. Con el correr de las décadas la empresa pasó por mil avatares, hasta que en los 60 se reinventó concentrándose en el té. Una disposición sanitaria de 1964 los obligó a envasar el té y ahí nació la marca Supremo. Hoy tienen un segundo negocio, que se especializa en bolsas de aseo y productos de empaque.

 

Demaria. Esta familia es un icono de la V Región, cuyo mix abarca productos tan acuñados como la chancaca, la sabrosalsa Deyco y los productos Virginia. Son cuatro las generaciones que han dado forma a este imperio del hogar.

 

Knop. Fue Reinaldo Knop el fundador de esta cadena y pionero en el estudio de las plantas medicinales de Chile el que inició el negocio. En 1931 abrió su primera farmacia homeopática en Valparaíso, la cual bautizó como la Farmacia Alemana Knop. Hoy la emblemática primera sucursal funciona en el mismo lugar. Actualmente, Knop es un coloso en materia natural y homeopática, y entre su mix tiene un producto estrella: Palto Miel.

 

Noguera. Si hay algo que apasiona a Ernesto Noguera es la Bolsa. De niño era común verlo pasearse por la Bolsa de Valparaíso, lo que le dio un gran talento. Cuenta la leyenda que este empresario fue clave en la articulación del grupo que hoy se conoce como Yaconi-Santa Cruz, y de hecho Noguera tiene hoy un papel relevante en Lipigas y Pesquera El Golfo con esos socios. Además, tiene inversiones agrícolas ya que fue uno de los primeros que plantó un huerto comercial de clementinas en Chile.

 

Bozzolo. Conservas Centauro es un hito en Chile y los responsables del milagro son los Bozzolo. El iniciador de la aventura fue Luis Bozzolo Ferrando que llegó en 1908 a Chile desde Génova. El comenzó su compañía en Quillota como “Bozzolo, los hijos”, firma que tras su muerte pasó a denominarse, de la mano de sus hijos, “Bozzolo, hermanos”. Con los años, los hermanos Bozzolo comenzaron a envasar otro tipo de productos, como arvejas, choclos, palmitos, frutas en almíbar, tomates pelados a las que le imprimieron la marca Centauro.

 

 

 

Región de Arica y Parinacota


 

 

Los Lombardi, agricultores del desierto

 

El italiano Ernesto Lombardi llegó a América allá por el año 1920. Prácticamente toda su vida en Chile la dedicó al trabajo en la minería del azufre, hasta que en sus últimos años compró un predio agrícola en Azapa, que luego su hijo Aldo –junto a tres de sus cinco nietos– transformaría en un gran negocio agrícola. Hoy están entre los mayores productores de aceitunas en el valle nortino, con exportaciones a Estados Unidos, Canadá y Medio Oriente. Pero no sólo eso. También vieron en el clima nortino un punto a favor para producir otras frutas contra temporada. Tomates, pimientos, limones y mangos están entre su oferta. Poseen más de 200 hectáreas en la hacienda Piemonte. También pusieron en marcha una rama de venta de insumos agrícolas.

 

 

Familia Pescetto

 

De alto renombre en el área comercial nortina, son dueños de la tienda del mismo nombre y mantienen inversiones en terrenos y propiedades en toda la ciudad de Arica. También es reconocido como uno de los acaudalados de la zona Marco Gardilcic, dedicado a la producción agrícola y cuyo peso es relevante si se considera que también es un activo participante de las asociaciones gremiales de la zona.

 

 

 

Región de Iquique


 

 

Dos pioneros del retail

 

En Iquique todos coinciden en que la familia De Bonis Cervellino, y los Rossi, están entre las más poderosas de la zona. Los primeros son dueños de la cadena de supermercados Palmira, que actualmente tiene 5 locales en la ciudad nortina. Con ellos concentran nada menos que cerca del 40% del mercado, al sumar unos $ 1.900 millones en ventas mensuales. La familia bautizó con este nombre a la cadena de supermercados, en honor a su pueblo natal en Italia.

 

Los Rossi también están presentes en el área supermercadista. El clan es dirigido por Cesare Rossi y hoy tienen dos locales, uno en Iquique y otro en la comuna de Alto Hospicio, con los que generan ventas en torno a $800 millones anuales, lo que les entrega una torta de 16% en la participación de mercado. Tanto es el atractivo que ambas empresas generan que han sido sondeadas por grandes del retail nacional como Cencosud.

 

{mospagebreak}

 

 

Juan Carlos Toledo.

 

Es el empresario inmobiliario más potente de la Primera Región. A mediados de los 90 formó la empresa de turismo Hoteles Terrado que, a la fecha, cuenta con dos hoteles en Iquique. Se le reconoce como una persona muy influyente, gracias al trabajo que ha desarrollo en otras actividades. Ha sido director de la Empresa Portuaria de Iquique, presidente de Hotelga y ha sido distinguido por Sernatur y el municipio de Iquique, entre otros.

 

 

 

Región de Antofagasta


 

 

De El pampino a Korlaet

 

Si de familias renombradas se trata, los Korlaet de la II Región son conocidos por el negocio supermercadista. Aunque sólo a partir de los 70 se iniciaron en grande, su experiencia se remontaba al almacén El Pampino. Francisco Korlaet, actual gerente comercial de los supermercados, dice que el crecimiento de la compañía –que hoy cuenta con 10 locales en la región– se debe al tesón de los tres hermanos en el negocio (Ivo, Dinko y Francisco) y su madre Franka, que a sus 95 años sigue muy activa. “Es capaz de saber cuánto vende tal local con solo ver la cantidad de gente dentro”, comenta.

 

 

Los Trevizan, al alero de la minería

 

La familia Trevizan, inmigrantes croatas, comenzó su historia empresarial hace unos 50 años cuando Felipe Trevizan puso en marcha un restaurante de abarrotes en Antofagasta. Luego con su hijo formó una empresa de transportes que después creció y se transformó en una de las principales en las áreas de carga y transporte de personal para las mineras. A través de otras empresas derivaron a las faenas mineras, el movimiento de tierras y distintas especialidades industriales. Kutulas. Considerados entre las fortunas más destacadas de la región, comenzaron produciendo huevos y derivaron en la producción de pollos. También mueven sumas importantes en la construcción. Otro caso es el de la familia Medel, dueños de la empresa metalmecánica Conymet Duratray, especialista en la fabricación de tolvas para camiones de la gran minería. No sólo han crecido en Chile, sino que también expandieron sus actividades a Australia.

 

 

 

Región de Atacama


 

 

Sembradores del Desierto

 

La familia Moreno Prohens tiene un fundador: Alejandro Moreno Rodillo, un visionario que hace 60 años comenzó a sembrar el desierto de Copiapó en tierras que no eran aptas para los cultivos. Su apuesta fueron los olivos. Hoy se podría decir que AgroSevilla Chile –una alianza estratégica entre AgroSevilla España (el mayor productor de aceitunas del mundo) y la familia Moreno Prohens– es una de las mayores firmas olivícolas de Chile en los rubros de aceitunas en rodajas, deshuesadas y enteras. Sus productos tienen increíbles destinos de exportación, como Kuwait, Armenia y Qatar, aunque el fuerte es Australia y Arabia Saudita. Ximena Moreno, junto a dos hermanos y dos sobrinos, se encargan de gestionar la empresa. Actualmente los Moreno Prohens tienen plantadas 500 hectáreas de olivo en la zona y en los próximos cuatro años agregarán otras 300 hectáreas. Las distintas ramas de esta familia se extienden por toda la región con casos dignos de destacar. Por ejemplo, Alfonso Prohens, uno de los pioneros en plantación de parronales en Copiapó.

 

 

Vecchiola, el ícono.

 

La empresa Vecchiola es un verdadero ícono en la Región de Atacama. Se dedican a proveer servicios para el sector de la mediana y gran minería, construcción de caminos y obras públicas. Conocido es su política de responsabilidad social, privilegiando la contratación de trabajadores atacameños, reinvirtiendo en la zona y apoyando escuelas y liceos. Pero la región está llena de ejemplos de emprendedores, como Jorge Arévalo, Héctor Alvarez y Hernán Díaz, tres socios que comenzaron como ejecutivos en una empresa pesquera de capitales sudafricanos y terminaron comprándola.

 

Probaron nuevos productos y se diversificaron. En 2004, la familia Sarquis (Pesquera Itata) se asoció con el grupo en la compañía Bahía Caldera. También Omar Campillay, que pasó de chofer de camión a controlar su propia flota de transportes, Transportes Tamarugal. La familia Depetris, conocida en la zona por sus negocios turísticos, y la familia Callejas, cuyo fundador –Paulino Callejas– emigró junto a su familia a principios de 1900 a los cantones de Taltal y Tocopilla, en pleno auge del salitre. Hoy mantienen la mina Cerro Dominador, una firma metalmecánica para la minería y la compañía Minera El Bronce.

 

 

 

Región de Coquimbo


 

 

Sinónimo de supermercado

 

En la IV Región el apellido Rendic es sinónimo de supermercados. Fue Gerónimo Rendic Boris el que buscó nuevas oportunidades en La Serena, ya que en estricto rigor su padre había llegado a Antofagasta donde subsistían gracias a un pequeño almacén de abarrotes. Gerónimo instaló una tienda de abarrotes en el mercado de la ciudad, más conocida como La Recova. Hoy Rendic Hermanos va en la tercera generación y tiene 24 supermercados en las regiones de Atacama y Coquimbo, donde operan a través de tres marcas: Deca, Deca Express y Rendic.

El hombre fuerte del retail es Juan Rendic (51 años), quien sabe que sus locales no tienen nada que envidiarle a la competencia en el know how. Al punto que son una de las pocas cadenas supermercadistas que no han sucumbido a las ofertas de D&S y Cencosud. La familia Rendic también tiene un menos conocido brazo minero, a través de Minera San Gerónimo (de concentrado y sulfato de cobre), a cargo de Patricio Rendic quienes se asociaron a una compañía canadiense para llevar adelante el proyecto Compañía Minera Tugal.

 

 

Cuatro familias ejemplares

 

Los Olivier: Marca reconocida en producción de papayas y otros productos alimenticios. También han incursionado en el mundo vitivinícola con Falernia, toda una prueba de éxito en la producción de vinos en el Elqui. El fundador del grupo es Aldo Olivier (68 años), un inmigrante italiano que llegó a la zona procedente desde Trento en 1951, con apenas 12 años.

 

Los Callegari: Tulio Callegari llegó a Chile con tan sólo 16 años, motivado por las cartas que le enviaba su hermano desde La Serena contándole que había instalado un pequeño almacén. Hoy los Callegari roncan en la zona, entre otras cosas, con una flota de más de 100 camiones.

 

Los Daire: Conocida por su presencia en el comercio, sus últimas apuestas han apuntado al área inmobiliaria. Sin embargo para entender la historia hay que remontarse a la llegada de Mohamed Ali Daire al puerto de Coquimbo desde Siria en los años 30. En 1955 fundó su primera tienda: La Batalla. Hoy su cadena se llama Almacenes Daire.

 

{mospagebreak}

 

Los Olivares: Su tienda La Elegante no tiene nada que envidiarle a las grandes multitiendas. La historia es notable y da cuenta de una mujer tremendamente emprendedora. En el año 1928 Teresa Díaz de Olivares se dio cuenta de que había una importante colonia inglesa radicada en la zona dedicada a la minería y decide comenzar con una aventura empresarial única: la fabricación de sombreros artesanales para mujeres. Con el tiempo la compañía, hoy bajo la mano de Pedro Olivares, ha crecido hasta transformarse en una tienda por departamentos y luego en una gran multitienda.

 

 

 

Región del Libertador Bernardo O’Higgins


 

 

En el nombre de la Rosa

 

Propietario de La Rosa de Sofruco, en 13 mil hectáreas produce fruta, tiene una viña, una planta de alimentos deshidratados y jugos naturales. Fue en 1824 que Viña y Bodega La Rosa comenzó la producción de vinos desde las tierras del valle del Cachapoal, de la mano de don Francisco Ignacio Ossa y Mercado, sociedad que casi un siglo después, pasaría a ser Sociedad Agrícola La Rosa Sofruco. Tal como la conocemos hoy y liderada por Ismael Ossa Errázuriz, sexta generación en el negocio, esta sociedad abarca Viña La Rosa y Sofruco, empresa dedicada a la producción de fruta fresca comercializada en los supermercados locales y destinos como Europa, Estados Unidos y Asia.

 

 

Súper empresario

 

Para dimensionar el calibre de Gonzalo Vial pecaremos. Sí, porque sólo enumeraremos sus empresas para que usted se forme su opinión. Vial es propietario de Agrosuper, holding que abarca Súper Pollo (con ventas anuales superiores a 223.000 toneladas y 220 millones de dólares); Súper Cerdo (con más del 50% del mercado y una producción anual de 110.000 toneladas y ventas por 151 millones de dólares); Sopraval (con ventas anuales por 60 millones de dólares); Súper Salmón (con producción de coho, trucha y salmón atlántico, a través de Pesquera Los Fiordos); La Crianza; Super Fruit (que cuenta con 1.800 hectáreas y produce fruta fresca y fruta seca; y Ventisquero, la viña del grupo. Bastante, ¿no?

 

 

El sentido de emprender

 

Carlos Cardoen se ha tomado a pecho la tarea de hacer de esta región, y concretamente de Santa Cruz, un “referente turístico cultural de primera clase en nuestro país”. No habla de la cantidad de hectáreas ni el monto de sus inversiones, sino del sentido de haber desarrollado una viña, un hotel, un centro astronómico, el tren del vino y varios museos en la región, los que ya logran que 100 mil turistas visiten la zona cada año. Y eso que ya viene el casino. “Esto corresponde a un llamado del alma y del amor de devolver a mi tierra parte de lo que he recibido, y a no olvidarme jamás de que el dinero es un medio y no un fin, y recordando aquello que dice que cuando no vamos de esta tierra dejamos todo lo que hemos tenido, pero nos llevamos todo lo que hemos dado”.

 

 

Hombres notables

 

Ramón Achurra Larraín. Este agrónomo llegó a la zona en 1962 como alumno en práctica de un fundo. Hoy dice estar en todas las actividades de la agricultura: tiene seis empresas agrícolas, tres packing de frutas y una planta deshidratadora; está en frutas, uvas, carne y leche y su actividad se extiende a otras regiones del país.

 

Sergio Massai. Su tema es el agro. Partió hace más de dos décadas en la exportación de semillas y el 2000 decidió expandirse con la compra de la planta de Malloa. Así, comenzó a producir frutas y vegetales en conserva, mermeladas y salsa de tomate a través de Agrofrut Rengo, además de exportar fruta fresca bajo South Pacific.

 

Francisco Duboy. Este santiaguino reconoce que una de las mejores decisiones que ha tomado en su vida fue irse a vivir al campo, el año 90. Partió el 83 con alfalfa, semillas de maíz y tomates, pero ya para el 88 se había atrevido con ciruelas, nectarines y carozos, productos que sumaron más de 170 hectáreas plantadas. Además de ser un activísimo dirigente gremial, con participación en más de cinco entidades, Duboy es además concesionario Copec y distribuidor de lubricantes Mobil para la VI Región.

 

 

 

Región del Maule


 

 

El tronco y las ramas

 

Fue en los 40 que Jaime Soler fundó la empresa, que daría forma al holding en que hoy participan sus cuatro hijos y que abarca Agrícola Soler (dedicada a la crianza de cerdos); el 20% de Coexca (asociación de productores de cerdo); Agroindustrial Jaime Soler (orientada al cultivo de huertos, embalaje y exportación de fruta); y una reciente incursión en el negocio forestal en Chile. Estamos hablando de un grupo que tiene 300 hectáreas plantadas en frutales; 2.500 hembras en el criadero de cerdos; mil hectáreas de pino en camino y ventas por más de 2 millones de dólares al año en el área de cecinas. Esta última área, que si bien no es la más importante, es la actividad por la que son más conocidos. Francisco, presidente de Agroindustrial Jaime Soler y el segundo de los hijos, cuenta que sólo el 20% de la producción se vende en puntos específi cos de Santiago y en locales de la VI y VII región. El resto, llega a India, China, Estados Unidos y Europa.

 

 

Fernández, los productores

 

La historia de PF se remonta a 1903 cuando Manuel Fernández Alvarez instala su negocio de cecinas en Molina. Para el año 30 sus ventas ya abarcan otras ciudades del país, lo que les permite ganar tamaño y constituir en 1943 Productos Fernández S.A. Tras el paso de cuatro generaciones, hoy la empresa está presidida por Manuel Arturo Fernández. PF abarca la elaboración de cecinas, embutidos, carnes de consumo, hortalizas congeladas y lácteos. Con más de 1.400 trabajadores, cuenta con dos complejos industriales que suman más de 40.000 metros cuadrados. Tienen más del 20% del mercado local de cecinas.

 

 

De todo un poco

 

Enrique Bravo. Propietario de Empresas Bryc, que abarca supermercados de distintos formatos. Sus más de 35 locales se encuentran en las regiones VI, VII, IX y X. Fue en 1973 que comenzó esta historia, con Abarrotes Bravo, que en 1985 pasó a llamarse supermercado Bryc en Curicó. Posteriormente nacería el área industrial, con una fábrica de masas congeladas y precocidas, y en 2001 el centro comercial Puerta Norte.

 

Gustavo Rivera. Su historia comienza con multitiendas Multicentro, en 1985, la que hoy tiene 18 locales. Pero ahí no se queda: a través de Agrícola Ganadera y Forestal Mataquito administra 3 mil hectáreas y una producción de 11.500 novillos gordos. Por si fuera poco tiene el 70% de Infoland, la fábrica de muebles Geomuebles, una empresa de transportes, tiendas de conveniencia, restoranes y hasta un criadero de caballos chilenos. El holding tiene ventas por 65 mil millones de pesos al año.

 

Fernando González. En Linares, en 1970 nació Casa González, hoy Germani. La cadena está presente en la región con cuatro locales en Linares y dos en Talca, dando empleo a más de 360 personas. La empresa abarca también Transportes Germani, Viajes Germani y una financiera. Roberto Becerra. En 1980, Roberto Becerra Molina comenzó con una barraca que vendía 375 mil dólares al año. Para el 2000 era un importante proveedor de cajas de madera para la exportación de fruta, pero las cajas de cartón, el dólar y la caída de la construcción golpearon su empresa. En la actualidad está enfocado en la exportación de terciados de madera.

 

{mospagebreak}

 

Región de Concepción


 

 

La exitosa pesca de los Stengel

 

La ascendencia alemana brota por los poros en la familia Stengel. Son descritos como ordenados, serios y poco amigos de la exposición pública. Ese quizá es el secreto para la prosperidad, replican. Llegaron a Talcahuano hace poco más de 50 años y desde el principio aprovecharon sus conocimientos del mar para poner sus fichas. El padre, Walter Stengel piloteó el barco que los trajo desde el puerto alemán de Cuxhaven, junto a su esposa Margot y sus hijos Klaus, Frank y Jan Stengel. La travesía duró casi tres meses y hasta hoy recuerdan anécdotas como el día en que la cubierta amaneció repleta de peces voladores, que se apuraron en cocinar. Primero formaron pesquera El Golfo, que con la crisis de los 80 vendieron al grupo Yaconi Santa Cruz. Continuaron con Pesquera Bío Bío, la que mantienen hasta hoy y a la que han dado un giro hacia el negocio acuícola. El grupo factura alrededor de US$ 100 millones anuales. Más recientemente, ingresaron a un nuevo rubro con la compra del 50% de inmobiliaria Aitué.

 

 

Rabié on the road

 

De origen palestino, la historia de este clan parte con la llegada de Nicolás Rabié a Chile a fines del 1800. Partió con un local de venta de telas, que luego derivó en supermercado y con el paso de los años en una distribuidora a minoristas. La más grande del país, según resaltan orgullosos. La firma está hoy en manos de la tercera generación con Jorge Rabié Uauy a la cabeza y facturará este año unos US$ 330 millones. El grupo compuesto hoy por 5 hermanos también es dueño del mall Plaza El Roble, que decidieron poner en venta hace poco para centrarse en su negocio principal. También poseen unas 3.000 hectáreas de bosques de pino

 

 

Zunino, el zar

 

Italo Zunino (63) tiene la mezcla perfecta entre empresario y político. Tiene su cuartel general en Los Angeles, donde es una especie de patriarca: fue regidor y alcalde en los 70, precandidato a senador por la DC e integrante del círculo de los agricultores más poderosos del país. Este empresario forestal es reconocido como el zar de las astillas, actividad que concentra a través de la Hacienda San Lorenzo, con alrededor de 40 mil hectáreas.

 

 

Crecedores y consolidados

 

En la VIII Región también son fortunas reconocidas las de empresarios como Nicolás Imschenegzk, que con inmobiliaria Valmar unió las ciudades de Talcahuano y Concepción con proyectos habitacionales, la de Jaime Perelló, que partió siendo ganadero y ahora también es dueño de una exportadora de frutas; Samuel de la Sotta, Chicago boy, dueño de forestal Diguillin; los Giner, dueños de propiedades vitivinícolas y las Termas de Chillán; y Andrés Arriagada, empresario inmobiliario que apostó por el desarrollo urbano del sector de San Pedro de La Paz.

 

 

 

Región de La Araucanía


 

 

Clásicos del sur

 

En la región de la Araucanía hay dos familias que son sinónimo de emprendimiento. Nos referimos a los Fourcado y los Rosenberg. La primera de estas sagas familiares, tiene en sus orígenes a Marcelo Fourcade Nambrard, un ingeniero civil que apostó por la actividad forestal y la industrialización de la madera, ya en 1963, cuando compró el fundo San Antonio de Ellocoyán en Loncoche.

Este año, su hijo Marcelo Fourcade Magofke, impulsó el crecimiento de la empresa asociándose con constructora Aconcagua. Los Fourcade también son propietarios del Greenhouse School en Temuco. Los Rosenberg no necesitan mayor presentación. Son los creadores de los muy conocidos colchones Rosen. Además producen muebles, cuentan con plantas industriales en Chile, Buenos Aires y Perú, y exportan a varios países. Hoy José, Juan y Luis están abocados a la búsqueda de un socio, para lo cual contrataron a IB Partners.

 

 

Sur profundo

 

 

Los Casagrande. Emilio Casagrande Dietre arribó a Curacautín en 1932 desde Italia, fundando Empresas Casagrande, integrada por Agrícola y Forestal Casagrande e Hijos, destinada a la explotación de maderas nativas. Hoy sus hijos Luis, Carlos y Dante siguen el negocio, al que sumaron Maderera Pacífico y Maderas Casagrande y Turismo Casagrande, con el que son propietarios de las Termas de Malcahuello.

 
 

Los García.Descendiente de inmigrantes españoles, Mario García Sabugal fundó Magasa en 1987 como sociedad forestal, donde produce paneles y muebles, hoy exporta a varios países. Cuenta con una división que produce briquetas ecológicas, Magabrix.

 

 

Roth.Eugen Roth junto a sus cuatro hermanos es propietario de Criadero Freire, y se dedica a la producción de leche y el negocio forestal. Está a la cabeza de Surlat, una empresa de productores de las regiones IX y X, que se asoció hace un par de años con los españoles de Iparlat/Ikaiku, a lo que sumaron la reciente compra de Lácteos Patagonia de Osorno.

 

 

 

Región de Los Lagos


 

 

Fischer y Puchi, pesca milagrosa

 

Estas familias oriundas de Aysén, se han expandido a todo el país y al exterior. En sociedad, controlan Aquachile, una de las salmoneras más grandes del mundo, Aguas Claras, Salmosan, Robinson Crusoe (Salmones Maullín), Rain Forest Aquaculture, Sudmaris, Geomar, Alitec. Ambas familias, por separado, también tienen negocios ganaderos en las regiones X y XI. A través de Holding Inmobiliario, los Fischer operan casinos en sociedad con los Martínez, estacionamientos subterráneos, el Cementerio Parque Quillota, Sociedad El Chin en España, Hotel Colina y Hostería Coyhaique.

 

 

{mospagebreak}

 

Kochifas, verdaderos pioneros

 

Descendiente de griegos afincados en la Isla de Chiloé, Constantino Kochifas Cárcamo fundó Naviera y Turismos Skorpios iniciando los cruceros a la Laguna San Rafael en 1976. Hoy cuenta con un grupo de empresas, encabezado por su hijo Constantino y que integran Turismo Skorpios (que ha transportado a más de 190.000 pasajeros), Astilleros- Maestranza Kochifas y Transmarko. Tienen también un total de 25 barcos que hacen transporte de smolts, alimentos y cosecha, para salmoneras.

 

 

Tierra de gigantes

 

Familia Bayelle. José Bayelle llegó de Siria en los 60 a Río Negro donde creó el Almacén La Reina. Luego se trasladó a Osorno con Supermercados Portales, que pasó a llamarse Bulnes y finalmente Bigger, que hoy controla el 25% de este negocio en la región. Lo acompañan sus hijos Ricardo, Ximena, Carlos y Paola. También son dueños de la distribuidora Dimak y el año pasado se asociaron con Latin Gaming de Panamá, con quienes ganaron la licitación para el Casino Plaza del Sol de Osorno.

 

Familia Mosa. Asís Mosa llegó en 1973 de Siria a Frutillar. Hoy la familia tiene el Grupo Pasmar, donde el mayor de los hijos, Jacob Mosa, se encarga del área inmobiliaria (hoteles Don Vicente, Holiday Inn Express y La Península y grandes paños en Puerto Montt, Isla Tenglo e Isla de Chiloé). El retail lo ve Aníbal, con supermercados Full Fresh (8 locales), los mall Costanera y Paseo del Mar, el Centro Comercial Valle Volcanes y tiendas por conveniencia Full Express.

 

Familia Almonacid. De origen chilote, Juan Almonacid Soto (fallecido este año), creó Transportes Cruz del Sur, que hoy preside su hijo Jaime, a quien acompañan Luis (buses) y Orlando (naviera). En el ámbito terrestre cuentan con Transportes Cruz del Sur, Turibus, Buses Norte Internacional, Pullman Sur y Transchiloé, además de Transporte de Carga. La flota de buses supera los 160 y tienen más de 30 camiones. En el área marítima, Naviera Cruz del Sur cuenta con cuatro transbordadores.

 

Alejandro Kauak.De origen sirio, Alejandro Kauak ha desarrollado negocios en diversas áreas. En el rubro construcción tiene Constructora Amerika. Recientemente se adjudicó la licitación del Terminal de Pasajeros de Puerto Montt, donde proyecta instalar un supermercado, una tienda por departamento y un centro comercial. Es socio de los Abumohor en la Hacienda Rupanco. Familia Mödinger. Llegaron a Llanquihue en 1852. En 1914 partieron con una carnicería, que en 1935 se transformó en fábrica de embutidos. Hoy la cuarta generación ha posicionado la empresa en el quinto lugar del mercado de cecinas. Los Mödinger, además, son dueños de alrededor de 4.000 cabezas de vacuno y 2.000 de cerdos. Acaban de incursionar en la producción de papas y elaboración de quesos.

 

Familia Meyer. Los hermanos Mario y Jorge Meyer han posicionado a su empresa, Mulpulmo, en el tercer lugar nacional de producción de quesos. Nacida en 1979, la compañía con base en Osorno produce quesos, leche en polvo, suero en polvo, sustitutos lácteos y mantequilla. También cuentan con su propia flota de camiones. Los Meyer, además, participan del negocio ganadero con más de 3.000 cabezas.

 

Hitschfeld. Otro destacado en esta zona es Antonio Tercero Hitschfeld, que con 80 años es uno de los más importante ganaderos en Osorno, con campos en San Pablo y Puerto Octay. Es accionista de la Feria de Osorno.

 

 

 

Región de Los Ríos


 

 

Armadores… de empresas

 

Los negocios de esta familia partieron en 1973 cuando el patriarca, Eberhard Kossmann, fundó Astilleros Navales (Asenav), el que hasta el día de hoy se emplaza en pleno Río Calle Calle en Valdivia. Más tarde nace Empresas Patagonia, cuyo gerente general es su hijo Hans Kossmann, las que integran Patagonia Smolt (productora de salmones juveniles y prestación de servicios de asistencia técnica), con un joint ventura con la empresa islandesa Stofnfi skur (controlada por HB Grande); Patagonia Weellboat (transporte de peces vivos) y Patagonia Salmon Farming (productora de filete de salmón). También participan en el negocio turístico hotelero, a cargo de su hija Christine, con las Termas de Puyuhuapi y con Patagonia Connection. El año pasado incursionaron en el negocio aéreo con Patagonia Airlines, que ofrece vuelos charter y los destinos –partiendo desde Puerto Montt– a Quellón, Melinka y Chaitén.

 

 

De gran calibre

 

Familia Grob. Oriundos de La Unión, donde llegaron en 1852, cuando Federico Grob arribó desde Schorndorf (Alemania) en una de las primeras oleadas migratorias desde ese país al sur de Chile. Su actividad empresarial partió con el molino harinero, que hoy con la marca TG Mariposa es propiedad de Empresas Carozzi; luego, construyeron la primera central hidroeléctrica del sur que aún funciona entregando energía eléctrica al mismo molino; más tarde crearon Linos La Unión que pasó por numerosas manos para cerrar el año pasado, y Lácteos Unión, que fue la base sobre la que se organizó lo que hoy es Colun. Paralelamente a todo, siempre estuvo y sigue presente en la agricultura. Hoy en La Unión, la quinta generación de la familia, compuesta por los tres hermanos Grob Fuchs, es agricultora y socia de Colun. Augusto es el actual presidente del directorio de la empresa, que ocupa el tercer lugar del mercado de recepción de leche.

 

 

Familia Jano

 

Dueños de Supermercados Unico y Mall Plaza de Los Ríos, a través de Inmobiliaria Jano y Centro Inmobiliaria Jano, tienen su centro de operaciones en Valdivia donde llegaron desde Siria en 1981. Tienen ambiciosos planes, entre los que figuran, invertir US$ 55 millones para abrir 10 locales fuera de Valdivia. Como parte de la expansión pretenden instalar dos tiendas bajo el formato hard discount, esto es, venta minorista con marcas propias o blandas. El último paso será potenciar el área inmobiliaria.

 

 

Emblemas regionales

 

Si hay una familia cuyo nombre es sinónimo de Valdivia es la de los Kunstmann. Descendiente de Hermann Immanuel Kunstmann, quien llegó a Valdivia en 1830 desde Dresden (Alemania), Armin Kunstmann creó en 1997 la famosa marca de cerveza que logró posicionarse en un segmento Premium, poco desarrollado hasta ese momento. Fue tanto su éxito que en 2002 le vendió el 50% de la compañía a la CCU de los Luksic y a partir de ese momento comenzaron los envíos a Alemania, Estados Unidos y Japón. Los Kunstmann también son los fundadores de Molinos Collico, empresa dedicada a la producción de levaduras, la que en 1993 se asoció con la transnacional Burns Philp. José Taboada, en tanto, es dueño del Centro Comercial Taboada y de Tiendas El Greco, las que se identifi can con la ciudad de Valdivia. Además, hace unos años, partió con el Hotel y Marina Villa del Río, el más importante de la zona.

 

 

 

Región de Aysén


 

 

Familia De Smet

 

Los De Smet, belgas que llegaron en los 40, se hicieron conocidos en 2004 cuando Francisco De Smet y sus hermanos Pierre e Yves vendieron la Hacienda Chacabuco, de 70.000 hectáreas, a Douglas Tompkins, después de una intensa negociación con un grupo de empresarios chilenos. En tanto, Carlos de Smet D’Olbecke, uno de los integrantes de la familia, junto a su mujer Beatriz Casanova, elabora cerveza artesanal bajo la marca D’Olbek.

 

 

Carlos Vicentini

 

Comerciante de Coyhaique, partió con Casa Alicia, una pequeña paquetería que fue creciendo. A este negocio sumó el supermercado Multimas, hoy Hipermas. Impulsado por el crecimiento del sector salmonero construyó los primeros estacionamientos subterráneos de Coyhaique. Su hermana Gabriela es propietaria del Diario de Aysén.

 

{mospagebreak}

 

Región de Magallanes


 

 

Simunovic, los reyes del ganado

 

En la zona más austral de Chile, junto al Estrecho deMagallanes, formó su imperio ovejero el empresario Nicolás Simunovic Sapunar. Hijo de inmigrantes croatas inició sus inversiones en la década del 50. Invirtió primero en una industria dedicada a la exportación de lanas y cueros. Sólo 30 años después y con la colaboración de sus tres hijos (Nicolás, Sandra y Boris), la empresa amplió su rubro integrando a sus actividades un moderno matadero frigorífico de tecnología avanzada para faenamiento ovino. Pasaron a llamarse Frigorífico Simunovic y hoy es la única que cuenta con aprobación para exportar a la Unión Europea, aunque también orienta sus productos a toda América y Japón. Además de contar con vastas extensiones de terreno en la zona, las inversiones de la familia también están derivando hacia el sector turístico. Es muy comentado por ejemplo el trabajo que están realizando con los Matetic para habilitar un complejo turístico en los alrededores de Torres del Paine, donde planean construir un hotel de 5 estrellas, con una inversión que se estima en torno a US$ 8 millones.

 

 

Grandes del sur

 

Andrés Pivcevic Rjcevic. Es socio gerente de Aerovías Dap, con la que realizan vuelos regulares y charter por toda la región de Magallanes, incluida la Antártica. Su apuesta es el turismo por las zonas de Torres del Paine, Cabo de Hornos y Tierra del Fuego, además del congelado suelo del polo sur. Recientemente también está abocado al servicio de transporte en helicópteros, para lo que adquirieron una nave de US$ 4 millones a Eurocopter.

 

Ramón Jacob Kokaly. Es la cara más conocida del comercio regional. Dueño de los supermercados Abu-Gosch. El patriarca y fundador de la empresa fue Haysem Abu- Gosch, fallecido en 1984. Hoy la lidera como gerente general su yerno, Ramón Jacob Kokaly. Actualmente cuenta con 3 hipermercados. El primero y más antiguo en la zona franca de Punta Arenas. Los otros se encuentran en el centro y sector sur de esa ciudad. Lo que se dice de ellos es que están mirando otras localidades de la zona para crecer ypiensan incursionar en el negocio turístico.

 

José Vicente Kusanovic. Destacado empresario de la región cuyas empresas más conocidas son Ingeniería Civil Vicente y Minera Otway. Con la primera de ellas ha ejecutado importantes obras a través de contratos de construcción celebrados con el ministerio de Obras Públicas y con diferentes empresas privadas del país. A través de Otway concentran el trabajo en la minería del carbón. Recientemente vendieron la mina Estancia Invierno, faena que se localiza en la Isla Riesco, Region de Magallanes, a la compañía angloaustraliana BHP Billiton.