La tradición de muscle cars es una joya bien guardada en la industria automotriz estadounidense, con exponente que han proyectado su longevidad por décadas, manteniendo el espíritu. Ford Mustang es uno de los más exitosos en su especie y aumenta variantes a su extenso árbol genealógico, con el revival del Mustang Mach 1, leyenda que regresa a sacar suspiros.

  • 19 junio, 2020

Toda una juvenil vida -17 años- , debieron esperar los apasionados por los muscle cars, los poderosos autos americanos con motores en V, para vivir el regreso una leyenda: el nuevo Mustang Mach 1 fastback coupé.

“Estilo audaz, gran aceleración y velocidad, Mach 1 lo dice todo”, dijo Jim Farley, jefe de operaciones de Ford. “Este es uno de esos Mustangs especiales que realmente hacen sonreír tanto a dueños, como a entusiastas y fans de esta familia, incluyéndome a mí, así que nunca ha habido un mejor momento para traer de vuelta a Mach 1 y compartirlo a nivel global.”

La leyenda de los Ford Mustang es amplia y nutrida, pero pocas de sus variedades hacen homenaje a un hito aeronáutico como este modelo que nace como homenaje al mítico piloto de prueba estadounidense, Chuck Yeager, primer humano en romper la barrera del sonida, límite también conocido como Mach 1.

El primer Mach 1 data de 1969, año donde estableció 295 récords de velocidad y resistencia en el desierto de sal de Bonneville. También ganó los Campeonatos de Rally de Fabricantes de la SCCA en 1969 y 1970.

Clave para ser un muscle car de peso, el Mach 1 monta un motor V8 de 5,0 litros especialmente calibrado. De esta manera es capaz de ofrecer una potencia de 480 caballos de fuerza. Cuenta con componentes de competición de sus hermanos Shelby GT350, pensado para mejorar su performance deportiva; con ese modelo comparte su transmisión manual de 6 velocidades Tremec 316, casi una rebeldía de antaño en tiempos de cajas automáticas deportiva, también cuenta con elementos de performance del Mustang GT.

Exteriormente luce tan agresivo como el Mach 1 original. Se expresa mediante una malla tridimensional, nariz de tiburón y el logo del pony como central de su parrilla frontal. Atractivo y agresivo, el frontal único para este modelo, el cual cumple con las más altas exigencias aerodinámicas de los sistemas de motor, transmisión y freno.

Una nueva parrilla superior de dos piezas, una parrilla inferior y parachoques, y nuevas parrillas laterales; todo esto contribuye al aspecto característico de Mach 1 y a los requisitos de rendimiento aerodinámico y de refrigeración más exigentes.