Fue una reunión de alto nivel intelectual, pero distendida. Peleas de poder, nueva narrativa, política latinoamericana y los proyectos literarios de cada uno fueron los temas que por más de dos horas concentraron al escritor mexicano Héctor Aguilar Camín, al ex ministro de Hacienda Andrés Velasco y al director del CEP, Arturo Fontaine. En una comida a la que cada uno asistió con sus respectivas parejas, la semana pasada, el primer brindis fue para celebrar la reciente reedición en Chile de La Guerra de Galio, la novela que en 1990 escribió Aguilar Camín, mostrando un crudísimo retrato del poder y que se convirtió en verdadero clásico de la literatura latinoamericana. Tanto Fontaine como Velasco, quien también ha incursionado en el mundo de la escritura con La vida doble y Lugares comunes, tocando temas de poder y conspiraciones, son declarados admiradores de la obra de Aguilar Carmín.

  • 18 abril, 2011

Fue una reunión de alto nivel intelectual, pero distendida. Peleas de poder, nueva narrativa, política latinoamericana y los proyectos literarios de cada uno fueron los temas que por más de dos horas concentraron al escritor mexicano Héctor Aguilar Camín, al ex ministro de Hacienda Andrés Velasco y al director del CEP, Arturo Fontaine.

En una comida a la que cada uno asistió con sus respectivas parejas, la semana pasada, el primer brindis fue para celebrar la reciente reedición en Chile de La Guerra de Galio, la novela que en 1990 escribió Aguilar Camín, mostrando un crudísimo retrato del poder y que se convirtió en verdadero clásico de la literatura latinoamericana.

Tanto Fontaine como Velasco, quien también ha incursionado en el mundo de la escritura con La vida doble y Lugares comunes, tocando temas de poder y conspiraciones, son declarados admiradores de la obra de Aguilar Carmín.