El fiscal Felipe Irarrázabal presentó un requerimiento ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), en el cual [tweetable]CMPC Tissue y SCA (ex PISA) son acusados de coludirse desde 2000[/tweetable] para controlar cuotas de mercado y precios en el negocio del tissue, según consigna t13.cl. Entre los productos que caben en este mercado se […]

  • 28 octubre, 2015

confort

El fiscal Felipe Irarrázabal presentó un requerimiento ante el Tribunal de Defensa de la Libre Competencia (TDLC), en el cual [tweetable]CMPC Tissue y SCA (ex PISA) son acusados de coludirse desde 2000[/tweetable] para controlar cuotas de mercado y precios en el negocio del tissue, según consigna t13.cl.

Entre los productos que caben en este mercado se cuenta el papel higiénico, servilletas, toalla de papel y pañuelos desechables. En el caso de CMPC controla Elite, Confort, Noble y Preferido para el papel higiénico; Nova, Elite y Abolengo para las toallas de papel.

Según un comunicado de la FNE, durante el curso de la investigación, que comenzó de oficio en diciembre del año pasado, ambas empresas acudieron a la Fiscalía a solicitar el beneficio de delación compensada, aportando antecedentes que hicieron posible conocer el alcance y operativa del cartel.

Tras verificar el cumplimiento de los requisitos legales del programa de clemencia, ambas solicitudes fueron aceptadas por la FNE, que solicitó al Tribunal la exención de la multa para CMPC (primera empresa en autodenunciarse, en marzo de 2015) y una multa de 20.000 Unidades Tributarias Anuales (UTA), equivalentes a US$ 15,5 millones para SCA.

Este monto supone una rebaja respecto del techo de multas establecido en la ley para casos de carteles, por haber llegado en segundo lugar a solicitar el beneficio, el 7 de octubre pasado.

Éste es uno de los mayores casos de colusión detectados en el país, a juicio de esta Fiscalía. Su gravedad radica tanto en su extensión en el tiempo como en la masividad del mercado que afectó y la casi nula sustitución de estos productos”, expuso la FNE.

El acuerdo sellado por Ruiz-Tagle y Morel, CMPC mantendría el 76% de la cuota de mercado y Pisa con el 24% restante. Si el modelo arrojaba diferencias en los porcentajes asignados se gestionaban mecanismos de corrección para llegar a los niveles acordados.

El pacto también suponía el establecimiento de un sistema de monitoreo bimestral de las participaciones de cada compañía, tanto en el canal supermercado, como en el canal tradicional y farmacias.

Revise el artículo completo en Diario Financiero.