Hasta el año 2011, Marcelo Konitzki Calderón –el nieto del fundador de Johnson’s y accionista de Ripley, Marcelo Calderón– estaba a cargo de la tienda de ropa juvenil Fes. Llegó a tener 11 locales propios repartidos entre Santiago, Antofagasta, La Serena, Talcahuano, Temuco y Viña. Confiado en el sostenido crecimiento en ventas –en 2008 proyectaba […]

  • 4 abril, 2013

Hasta el año 2011, Marcelo Konitzki Calderón –el nieto del fundador de Johnson’s y accionista de Ripley, Marcelo Calderón– estaba a cargo de la tienda de ropa juvenil Fes. Llegó a tener 11 locales propios repartidos entre Santiago, Antofagasta, La Serena, Talcahuano, Temuco y Viña. Confiado en el sostenido crecimiento en ventas –en 2008 proyectaba ingresos por 15 mil millones de pesos–, el hijo de Débora Calderón tenía planeado un agresivo plan de expansión para su marca, que incluía la apertura de nuevas tiendas e incluso la internacionalización de la empresa a Perú y Colombia.

La crisis de 2008 cambió el destino de los Calderón, quienes finalmente vendieron el 85% de Johnson’s a Horst Paulmann, en 64 millones de dólares el 2011. La marca Fes también sufrió lo propio. Con el tiempo fue perdiendo popularidad y Cencosud cerró todas las tiendas.

La idea del holding, cuentan, no es matar la marca, sino que potenciarla al interior de las tiendas Johnson’s a partir de los próximos meses.

Mientras, Konitzki está concentrado en su nuevo emprendimiento: Dream Girl, marca de cosméticos y accesorios para niñas entre 2 y 15 años que tiene puntos de venta en el mall Vivo Panorámico y en Marina Arauco.