Nuevos equipos y un comité asesor presidencial liderado por el ex ministro de Economía Félix de Vicente, se incorporaron a la organización de la cumbre que el gobierno quiere convertir en el gran hito de la diplomacia chilena y de la capacidad organizativa del país. No habrá plásticos y la primera dama Cecilia Morel elegirá los regalos. El ex presidente Eduardo Frei tampoco tendrá un rol activo.

  • 29 noviembre, 2018

Libre de plásticos, con autos eléctricos, regalos elegidos por la primera dama Cecilia Morel y marcada por la búsqueda de un consenso entre Estados Unidos y China. Así espera el gobierno que sea la cumbre del Foro de Cooperación Económica Asia Pacífico (APEC) que se realizará en Chile el próximo año.

El pasado 18 de noviembre, tras el fin de la cumbre APEC en Papúa Nueva Guinea, el país asumió la presidencia del foro fundado en 1989 y que reúne a 21 economías representativas del 60 % del PIB mundial y más de la mitad del comercio global.

Aunque los preparativos habían comenzado en el gobierno anterior, la actual administración decidió imprimirle un sello propio con el fin de hacer más ambiciosa, sustentable y austera la APEC 2019: La Moneda espera aprovechar el rol de país anfitrión para evitar que las desavenencias entre Estados Unidos y China vuelvan a romper los consensos como ocurrió en Papúa donde el Foro terminó sin que sus 21 economías pactaran un comunicado conjunto por primera vez desde que en 1993 se celebrara el primer cónclave en las islas Blake de Estados Unidos.

Bajo el lema “Conectando personas, construyendo el futuro”, además de nuevos acuerdos en materia comercial, Chile espera reforzar la necesidad de que el bloque avance hacia una economía digital, inclusiva y sostenible. La agenda es nutrida y se espera que entre 14 mil y 20 mil personas participen de las reuniones, talleres y negocios que contempla la organización hasta noviembre de 2019, cuando se realice la Cumbre de Líderes (presidentes o mandatarios de cada país).

 

De Vicente

En octubre, se constituyó en La Moneda el Comité Asesor Presidencial APEC, un grupo de ministros y subsecretarios que se relaciona directamente con el presidente Piñera para el Foro y que es liderado por el empresario, ex ministro de Economía (2013-2014) y ex director de Prochile (2010-2013) Félix de Vicente. Su llegada llamó la atención del mundo político, dada su cercanía con el jefe de Estado y porque hasta principios de este año, era el diplomático Mario Artaza quien ejercía varias de esas funciones.

Artaza fue nombrado en mayo de 2017 por el Gobierno de Michelle Bachelet como secretario ejecutivo del encuentro, para lo cual retornó desde Hong Kong, donde se desempeñaba como director del banco Security.

Entre las tareas de De Vicente figuran entregar lineamientos y tomar decisiones en torno al presupuesto y realizar los análisis y mitigación de riesgos. El Comité Asesor Presidencial APEC actúa además como puente entre La Moneda y la Direcon, cuyo director general, Rodrigo Yáñez, también forma parte de este grupo.

Yáñez además lidera el equipo APEC del Ministerio de Relaciones Exteriores como SOM Chair o Alto Representante de Chile en las reuniones de este evento.

A su equipo se sumó, Mathias Francke, consejero del Servicio Exterior de Chile, quien asumió  como director de Asuntos Económicos Multilaterales de Direcon y la ex directora general de Direcon, Paulina Nazal, a quien le correspondió la coordinación de algunas áreas.

 

Una Apec austera: no más de US$ 40 millones

Una de las apuestas más ambiciosas de La Moneda es lograr que esta APEC sea de bajo costo. En línea con el plan de austeridad que impulsa el gobierno para controlar el déficit fiscal, se espera no gastar más de 40 millones de dólares, aunque diversas fuentes consultadas por Capital sostienen que el piso estaría en 25 millones de dólares.

Debido a que en el Presupuesto 2018 del Ministerio de Relaciones Exteriores no se consideró la realización de la APEC, el gobierno ya consiguió mediante reasignaciones la entrega de 3 millones de dólares para gastos iniciales y espera recibir para el próximo año el resto de los recursos.

Claro que la idea de La Moneda es bajar los gastos hasta un piso de 25 millones de dólares, es decir, 5 millones más de lo que costó la APEC 2004, también organizada por Chile. El plan de ahorro considera utilizar la mayor cantidad posible de espacios públicos y conseguir acuerdos con el sector privado. La CEO Summit, por ejemplo, no tendrá financiamiento público.

En todo caso, a mediados de junio, el diputado DC José Miguel Ortiz dijo que el costo total de la APEC Chile 2019 ascendería a 47 millones de dólares.

Perú, que organizó la APEC 2016 gastó 40 millones de dólares y Papúa Nueva Guinea la friolera de 200 millones de dólares, debido a que construyó edificios y hasta compró autos Maserati para trasladar a las autoridades.

Además de reuniones en Santiago la APEC Chile 2019 contempla citas en Antofagasta, La Serena, Valparaíso, Concepción y Puerto Varas.

La organización también considera la realización de ferias con productos locales –Chilean villages- en torno a las reuniones, talleres y seminarios

Para reducir costos, el gobierno firmó un convenio con la Corporación Cultural de la Cámara Chilena de la Construcción (CchC), institución que trabajó con el Estado para la Expo Milán en 2015. Pero el Senado cuestionó el convenio y rechazó el traspaso de 27.000 millones de pesos a esa organización. Ante los cuestionamientos, el gremio advirtió que podría “abstenerse” de la organización. El convenio fue aprobado por la Contraloría General de la República el 4 de junio pasado.

El diseño de la APEC de Piñera no considera la participación del ex presidente Eduardo Frei. Hasta hace unos meses, su nombre figuraba a cargo de labores diplomáticas en el encuentro, dado su rol como embajador plenipotenciario en Asia Pacífico desde 2014.

 

Autos Hyundai eléctricos e híbridos

En el gobierno, la APEC es considerada como el gran hito de la diplomacia chilena y de la capacidad organizativa del país. Nada quiere dejarse al azar y aunque falta casi un año para la cumbre donde se espera que estén presentes el presidente de Estados Unidos, Donald Trump; el líder ruso, Vladimir Putin y el chino Xi Jinping – quien ya confirmó su participación-, entre otros, la organización está preparando un cronograma que incluye la realización de ferias de negocios y hasta festivales de cine durante todo 2019. La propia Primera Dama, Cecilia Morel se sumó y está a cargo de elegir los regalos para los líderes y sus comitivas: busca productos locales hechos por empresas pequeñas y medianas, mujeres, pueblos originarios y con un sello sustentabilidad.

Eso, porque una de las marcas que se quiere dar al encuentro es precisamente el menor impacto ambiental posible. La decisión es que no haya plásticos: las botellas de agua serán todas de vidrio, los pendones y letreros sólo contendrán cartón al igual que las bolsas, las mochilas serán de fibra de bambú y los autos en que se desplazarán las comitivas serán eléctricos o híbridos. Hace algunas semanas la Direcon cerró un acuerdo de comodato con el fabricante coreano Hyundai, para que provea de esos vehículos. La firma es en todo caso una vieja conocida del Estado chileno ya que regularmente participa en actividades de este tipo en el país.

También se intentará usar la menor cantidad de papel posible y habrá trazabilidad para varios procesos con el fin de  asegurar –y comunicar- el menor impacto ambiental  posible.

De los lugares para reuniones ya están definidos Espacio Riesco y CasaPiedra. En este último recinto se realizará la CEO Summit, que será encabezada por el empresario y presidente de Antofagasta Minerals, Jean Paul Luksic, entre el 15 y 16 de noviembre de 2019.