Un largo proceso con un alto costo financiero y personal. Así ven en el círculo cercano al ex director de Fonasa, Mikel Uriarte, la resolución del Cuarto Juzgado Civil de Santiago, que condenó al ex director del servicio público a devolver los 54 millones de pesos que recibió a la cabeza de la entidad. Ello […]

  • 7 julio, 2016

uriarte

Un largo proceso con un alto costo financiero y personal. Así ven en el círculo cercano al ex director de Fonasa, Mikel Uriarte, la resolución del Cuarto Juzgado Civil de Santiago, que condenó al ex director del servicio público a devolver los 54 millones de pesos que recibió a la cabeza de la entidad. Ello debido a que en el mismo período fue concejal de Las Condes.

El ex presidente de TVN es representado judicialmente por Olga Feliú y sus cercanos estiman que con el fallo comienza un largo proceso en la Corte de Apelaciones. Fácilmente, podría durar uno o dos años.

Conocedores del proceso agregaron que Uriarte está confiado en que la decisión preliminar será reversible, pues pese a que la Contraloría advirtió incompatibilidad en el cargo, la demanda que inició Fonasa (en 2015) fue mucho tiempo después de que dejó el cargo.

El argumento de la defensa es que Uriarte siempre informó de ambos cargos en todas sus declaraciones patrimoniales. “Sería muy anecdótico que deba devolver el sueldo, cuando era público siempre que era concejal y director de Fonasa. Además, implicaría que, en rigor, estos dos años que se imputan, el cargo de director de Fonasa no existió”, señaló un conocedor.

Uriarte se desempeña hoy como decano de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad San Sebastián.