La crítica situación que estaba enfrentando la red social en la bolsa lo obligó a tomar medidas antes que terminara de hundirse. Así lo publicó el New York Times luego que la empresa hiciera el anuncio que contemplaba tres importantes puntos: Recomprar varios millones de acciones La prohibición al mayor accionista y CEO de la […]

  • 5 septiembre, 2012

La crítica situación que estaba enfrentando la red social en la bolsa lo obligó a tomar medidas antes que terminara de hundirse. Así lo publicó el New York Times luego que la empresa hiciera el anuncio que contemplaba tres importantes puntos:

  • Recomprar varios millones de acciones
  • La prohibición al mayor accionista y CEO de la empresa, Mark Zuckerberg, de vender sus activos en un plazo de un año.
  • El aplazamiento de salida de la bolsa por parte de los empleados de Facebook.

Según expertos, las medidas buscarían recobrar la confianza en Wall Street luego del desastre que ha causado tras perder más de la mitad del valor de sus acciones desde que salió a la bolsa. Si bien en un principio se registró un alza de casi un 2%, los analistas se declararon escépticos ya que no están tan seguros de que los anuncios tengan una incidencia apreciable sobre el valor de las acciones a futuro.

Según el periódico neoyorkino, los empleados de Facebook y los inversionistas iniciales podrán vender sus acciones a finales de octubre, de modo que los empleados que podrían aprovecharse de aproximadamente 220 millones de acciones. Luego, se abrirá otra ventana a mediados de noviembre, cuando podrán sacar provecho de 780 millones de acciones. Por último, habrá otra ventanas en diciembre y una última en mayo del 2013.

Facebook además anunció que retiraría cerca de 101 millones de acciones para cubrir las cuentas fiscales. Un movimiento poco común cuando las empresas se abren a la bolsa, pero que para la red social tendría un beneficio adicional ya que al final se traduce en una recompra de acciones, reduciendo el número total de acciones en el mercado público y así, aumentando el valor por acción.

Hasta ahora ya se ha permitido a los primeros inversores vender parte de sus acciones. Entre ellos Peter Thiel -principal patrocinador de Facebook- quien se deshizo de la mayor parte de su participación. También lo hizo Dustin Moskovitz -co fundador de Facebook- quién anunció que vendió 450.000 acciones durante la semana pasada y se espera que, apenas puedan, los consejeros Marc Andreessen y Donald Graham también vendan sus participaciones para pagar sus impuestos.
Para conocer más detalles sobre el plan de salvataje anunciado por Facebook, revise la nota del New York Times