Desde el 6 al 24 de agosto, el Palacio de los Tribunales de Justicia de Chile expondrá dos colecciones exclusivas del artista español, Salvador Dalí: “Los Sueños Caprichosos de Pantagruel” y “Las Cenas de Gala”, que se presentan por primera vez en Chile y se expondrán el hall central del Palacio de los Tribunales de […]

  • 9 agosto, 2018

Desde el 6 al 24 de agosto, el Palacio de los Tribunales de Justicia de Chile expondrá dos colecciones exclusivas del artista español, Salvador Dalí: “Los Sueños Caprichosos de Pantagruel” y “Las Cenas de Gala”, que se presentan por primera vez en Chile y se expondrán el hall central del Palacio de los Tribunales de Justicia.

Esta exhibición es gratuita e incluye 38 obras originales de uno de los exponentes más importantes del surrealismo, que han sido presentadas con gran éxito en distintos países de Europa y América Latina.

El Presidente de la Corte Suprema, Haroldo Brito, destacó el interés del Poder Judicial de acercar el arte a la ciudadanía, a través de exposiciones gratuitas como éstas y que permiten conocer dos de las mayores colecciones del artista español.

La exposición estará disponible de lunes a sábado, entre las 08:00 y las 14:00 horas en el hall central del Palacio de Tribunales, en Compañía 1140, Santiago.

 

Las obras

Las cenas de Gala:

            La colección “Las cenas de Gala” está compuesta por 12 litografías, de 1971, desarrolladas por el pintor español, Salvador Dalí, con la colaboración de los cocineros del famoso restaurante Maxim’s de París (Francia).

            Para esta colección, el artista utilizó un sistema similar al fotomontaje, componiendo imágenes de gran fantasía e imaginación a partir de los platos elaborados por estos cocineros.

Los sueños caprichosos de Pantagruel:

            La colección “Los sueños caprichosos de Pantagruel” es una serie de 26 grabados en los que Salvador Dalí realizó la reinterpretación de una edición del siglo XVI que había ilustrado François Desprez.

            En dicha edición, el literato Rabelais describía las metamorfosis que sufrieron diversos personajes, tras la ingesta de unos nísperos gigantes, lo que inspiró al genio para la creación de diversos personajes, haciendo brotar su desbordante y surrealista imaginación.