El primer trimestre de este año ya había anunciado que algo no andaba bien para el conjunto de la Unión Europea. El crecimiento nulo alertaba sobre un posible creciemiento negativo , aunque era necesario esperar para conocer las cifras de los meses de abril, mayo y junio antes de preocuparse.

Recientemente, medios eztranjeros como El Mundo dieron a conocer los datos recogidos por la oficina estadística comunitaria Eurostat, los que lamentablemente no resultaron ser más alentadores. La economía de la UE se contrajo en un 0,2% respecto del primer trimestre.

De este modo, la Unión Europea entra al combate para evitar la recesión, situación que ocho países del conjunto -entre ellos, las más grandes economías del euro como lo son el Reino Unido, Italia y España– ya enfrentan.

Sin embargo no todas las noticias son malas para la comunidad europea. Alemania mostró un crecimiento en el PIB de un 0,3%, mientras que Francia sorprendió al evitar el primer paso hacia la recesión al mantenerse estancada.

Si bien los líderes europeos son optimistas en cuanto al futuro de la UE, algunos expertos prevén que el tercer trimestre no traerá mejores noticias.

Conozca los detalles del informe en el artículo de El Mundo: La recesión amenaza a Europa tras contraerse el PIB un 0,2%