• 31 marzo, 2008

 

El conflicto mapuche ha recobrado fuerzas. Con actos de violencia, manifestaciones y prendidas discusiones, la IX Región aparece como la zona más afectada. Sin embargo, existen proyectos en que las empresas forestales han logrado un estrecho diálogo y cooperación con sus habitantes.

Bosques Cautín, ligado a Wolf Von Appen, desarrolla desde el año pasado el denominado Programa de Forestación Mapuche, proyecto piloto en que el propietario del predio se lo entrega a la forestal, la que a su vez responde con los recursos para plantar y mantener los eucaliptus. Luego, el bosque ya maduro se reparte en un 60% para la empresa y el 40% restante para el propietario, detalles establecidos en un contrato previamente firmado. Terminado el acuerdo, los comuneros mapuches pueden continuar haciendo uso del rebrote de las plantaciones. A partir de julio de este año se pretende comenzar con el proceso de plantación de los árboles.