Una amplia serie de autorretratos de la fotógrafa estadounidense Vivian Maier se puede apreciar junto con los exuberantes collages del artista nacional Mauricio Garrido. Ambas muestras se exhiben en la Corporación Cultural de Las Condes.

  • 11 octubre, 2018

Nuevamente Maier

En 2015, la muestra La fotógrafa revelada de Vivian Maier (1926-2009) pasó por nuestro país generando enorme interés por la obra de esta artista norteamericana de la cual poco se sabe. Durante su vida, Maier trabajó como niñera en Chicago y Nueva York, pero en paralelo tomó unos 100 mil negativos, además de 700 rollos en color y 2.000 en blanco y negro, que quedaron sin revelar y almacenados en cientos de cajas. Hasta que en 2012 las encontró John Maloof, un joven agente que buscaba imágenes antiguas de Chicago. Maloof comenzó a investigar sobre la enigmática autora de las fotografías y esa búsqueda dio vida al documental Finding Vivian Maier (2013).

La Corporación Cultural de Las Condes se repite el plato con Maier, pero esta vez con una selección de 83 autorretratos realizados por la fotógrafa. Una especie de precursora de las selfies, pero que utilizó un lenguaje artístico y sutil al momento de inmortalizar su reflejo en espejos, pozas de agua y en la sombra de su figura proyectada. La idea de hacer esta segunda exposición centrada exclusivamente en autorretratos fue de la gestora Verónica Besnier y contó con la colaboración de la Howard Greenberg Gallery NY y la curaduría internacional de Anne Morin. Esta última sugiere que “el interés de Vivian Maier por el autorretrato se asemeja a una búsqueda frenética y desesperada de su propia identidad. Condenada a la invisibilidad, a una suerte de inexistencia por su condición y estatus social”.

 

 

 

Escribir en collage 

Con el desafío de volver a narrar obras esenciales de la literatura a través de imágenes, el artista del collage, Mauricio Garrido, creó 15 obras para la muestra Leer: A poison tree (1794) de Wiliam Blake; Alice in Wonderland (1865) y Alice trought the looking glass (1871), de Lewis Carroll; Tresure island (1883), de Robert Louis Stevenson; The invisible man (1897), de H.G. Wells, y The colour out of space (1927), de H.P. Lovecraft; The Tempest (1611), de Shakespeare; La Odisea, del griego Homero (s. VIII a.C.) y Las medias de los flamencos (1918), del uruguayo Horacio Quiroga. De estos textos nacen las historias marcadas por el estilo barroco y surrealista que caracteriza al trabajo de Garrido, uno de los artistas chilenos contemporáneos más destacados, que para este proyecto revisó dos mil libros y revistas y seleccionó cuidadosamente millares de imágenes que conforman este nuevo universo visual. 

Además, convocó a distintos exponentes del teatro, la danza y la música para que desarrollen un acto a partir de la muestra, entre ellos, Héctor Noguera, Patricia Rivadeneira y Miguel Conejeros, además de Enrique Rivera y Vicente Ruiz, que ofician de curador y productor, respectivamente.