Según la Universidad de Exeter y el King’s College de Londres, adultos mayores que resuelven regularmente este tipo de acertijos tienen cerebros que funcionan mejor.

  • 16 mayo, 2019

Larga vida al sudoku. Los adultos mayores que regularmente hacen este tipo de pasatiempo de números tienen cerebros que funcionan mejor, según un estudio que contó con más de 19.000 participantes, dirigidos por la Universidad de Exeter y el King’s College de Londres.

Los hallazgos fueron publicados en la revista International Journal of Geriatric Psychiatry, aunque los resultados del efecto de los crucigramas en el cerebro ya se habían adelantado en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer en 2018. La nueva investigación, indica The Telegraph amplía los hallazgos, ya que ha visto el mismo efecto en los sudokus.

Los investigadores pidieron a los participantes en el estudio, que informaran con qué frecuencia realizaban crucigramas y sudokus y realizaran una serie de pruebas cognitivas sensibles a la medición de los cambios en la función cerebral. Descubrieron que cuanto más rompecabezas resolvieran, mejor se desempeñaban en las tareas de evaluación de la atención, razonamiento y memoria.

A partir de sus resultados, los investigadores calculan que las personas que hacen crucigramas tienen una función cerebral equivalente a diez años más joven que su edad en pruebas que evalúan el razonamiento gramatical, y ocho años más jóvenes en los test que miden la memoria a corto plazo.

“No podemos decir que jugar estos rompecabezas necesariamente reduzcan el riesgo de demencia en el futuro, pero esta investigación respalda los hallazgos anteriores que indican que el uso regular de los acertijos de palabras o números ayuda a que nuestros cerebros funcionen mejor por más tiempo”, dijo la doctora Anne Corbett, de la Facultad de Medicina de la Universidad de Exeter, quien dirigió la investigación.