El mayor cambio experimentado en Hollywood durante esta década no es la consolidación del cine digital ni el auge de los superhéroes, sino la lenta desaparición de lo que una vez fue su principal insumo: los rostros. Actores sobran, pero las movie stars van de salida.

  • 25 octubre, 2018